iStock

(Expansión.-)  El periodo de espera para un candidato después de haber tenido una entrevista laboral suele ser difícil; tiende a preguntarse cómo habrá sido su desempeño frente al entrevistador.

La firma internacional especializada en reclutamiento Hays proporciona 11 señales para saber si causaste una buena impresión a tu entrevistador al punto de que te consideren un posible elemento dentro de las filas de la empresa para la que aplicaste:

  1. Estuviste en la entrevista más tiempo del esperado. El reclutador pudo haber especificado desde un principio cuánto duraría la entrevista, por lo general, esto no suele llevar más de una hora. Sin embargo, si estuviste más tiempo, es señal de que algo salió bien. Si el entrevistador dedica más tiempo para saber de ti, es una señal de que está interesado en contratarte.
  2. La entrevista fue más conversacional. Si te fue sencillo hablar con el entrevistador y lo sentiste más como una conversación que como una sesión de preguntas y respuestas, es probable que hayas construido una buena relación con él, además de haber demostrado algunas habilidades interpersonales fuertes, lo que significa que al compaginar bien, es más fácil que te visualice llevándote bien con el resto del equipo.

  3. Te mencionaron las actividades a realizar. Durante la entrevista, el reclutador dice cosas como “En este puesto, esperamos que…” o “De un candidato esperamos que…”. Si te menciona la primera frase, es uno de los signos de que ya te están imaginando en la posición y ahora quieren que tengas una visión completa de cuál sería tu función y lo que esto conlleva.

    También puedes leer: 5 errores que cometes durante una entrevista de trabajo

  4. El entrevistador parecía comprometido. A medida que respondías a sus preguntas y hablabas de ti mismo, ¿sentías que el entrevistador estaba interesado? Considera su lenguaje corporal y sus respuestas. Si asentía, sonreían y estaba de acuerdo con lo que decías, entonces es probable que estuviera interesado en tu charla. Mejor aún, si te animaba a seguir hablando, es porque le gustó lo que estaba escuchando.
    Anuncio

  5. Ya te sientes parte de la empresa. ¿Saliste de la entrevista sintiéndose convencido y entusiasmado contigo mismo? ¿El reclutador te habló sobre todos los aspectos de la organización y de lo que podría conllevar para tu desarrollo profesional? Si es así, tu reclutador se sintió satisfecho con tu perfil, tus habilidades y quería que ese sentimiento fuera mutuo.

  6. Respondieron tus preguntas en su totalidad. Si el entrevistador proporcionó respuestas entusiastas y detalladas a todas tus preguntas y además fueron claras, es una buena señal de que quería impresionarte tanto como tú lo hiciste con tu desempeño durante la entrevista.

  7. Te presentaron a tus posibles colegas. Si el reclutador te presentó a otros empleados al final de la entrevista, es una señal alentadora, ya que demuestra que eres un buen candidato para cubrir la vacante y conocer a los posibles nuevos compañeros de trabajo.

    Lee: 6 tips para contar tu fracaso en una entrevista laboral
  8. Conociste a quienes toman las decisiones. Ligado al punto anterior, el reclutador no se tomaría un tiempo extra para presentarte a personas clave a menos que haya tenido una buena impresión de ti, en especial si éstas son las principales interesadas en que cubras la vacante. Si te presentan a un director o ejecutivo es una señal muy favorecedora, por lo que querrán acelerar el proceso organizando una presentación cara a cara para saber si eres la elección correcta.

  9. El reclutador hace afirmaciones finales. Que te pregunten si aún estás interesado en la vacante, sugiere que el entrevistador está pensando en la siguiente etapa, por ejemplo, aclararte el periodo de tiempo en el que te harían llegar una notificación o si tienes otras entrevistas. Al estar interesado en ti, quiere que te sientas satisfecho y seguro de que no acudirías a otra entrevista con una compañía que sea su posible competencia.
  10. El entrevistador tiene claro los próximos pasos. Cuando la entrevista llegó a su fin, ¿el reclutador te señaló cuál sería la siguiente etapa? Es decir, ¿habría una segunda entrevista? Si es así, te estarían alentando a no perder el interés en la vacante.

  11. Tuviste una buena retroalimentación. Si después de la entrevista continúas recibiendo una retroalimentación positiva con el reclutador, quiere decir que seguirán entrevistando a otros candidatos, pero te están haciendo saber que tus posibilidades son fuertes.