2016, el año que batió todos los récords de calor y nivel del mar
iStock

(AFP) – El año 2016 batió todos los récords que se tenían hasta el momento de las más altas temperaturas, nivel del mar y de emisiones de gases de efecto invernadero. Así lo dio a conocer el estudio Estado del clima divulgado este 10 de agosto.

De acuerdo con tal investigación, los hielos polares se redujeron como nunca antes y se registraron inundaciones, sequías, así como un importante aumento en las olas de calor, es decir, el panorama menos alentador respecto al clima de nuestro planeta que se registra desde el comienzo de los relevamientos en 1880.

Cabe recordar que esta situación se presenta por segundo año consecutivo.

“Los récords de calor de 2016 son producto de la influencia combinada de las tendencias del calentamiento global a largo plazo y el fenómeno El Niño que se dio a principios del año”, explica el informe publicado por la Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) y la Sociedad Meteorológica Estadounidense (AMS).

El trabajo de 300 páginas de cerca de 500 científicos de más de 60 países, muestra claramente que los principales indicadores del cambio climático siguen reflejando una intensificación del calentamiento de la Tierra y, aunque no han sido incluidos en el informe, los primeros seis meses de 2017 también han sido muestra de ello.

El estudio Estado del clima fue dado a conocer una semana después de que Estados Unidos formalizó ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) su decisión de abandonar el acuerdo de París firmado en 2015 por 195 países.

Cambio climático

Resultado de imagen para climate change

Indicadores clave como las temperaturas en la superficie de la Tierra, el nivel de los océanos y la emisión de gases de efecto invernadero en la atmósfera han superado los niveles récord que se alcanzaron en 2015.  

En 2016, las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) alcanzaron 402,9 partes por millón (ppm), superando por primera vez la marca de las 400 ppm en la historia moderna. Además, varios países, entre ellos México, registraron las temperaturas anuales más altas.

En el Ártico, la región más sensible al calentamiento global, el promedio en la superficie del año pasado se situó dos grados por encima del que se dio entre 1981 y 2010. Al final del invierno, en marzo, la extensión máxima de hielos de esta región fue la más baja en 37 años de observaciones satelitales.

En la Antártida, esta extensión fue también muy inferior al promedio del periodo 1981-2010. En lo que respecta a la temperatura de los océanos, también fue más alta (+0,1°C) que la tendencia de 1950 a 2016, precisa el informe.

El derretimiento de los hielos marinos y los casquetes polares elevó el nivel del mar a un nuevo récord, 82 milímetros por encima de la media registrada en 1993. “El cambio climático es uno de los problemas más urgentes de la humanidad y la vida sobre la Tierra“, escribieron los autores de este informe.

Otro trabajo, realizado por 13 agencias federales estadounidenses y publicado esta semana por el New York Times, detalló los efectos del cambio climático en tal país, donde las temperaturas han aumentado de forma nunca antes vista en las últimas décadas, alcanzando las cotas más calurosas en 1,500 años.

Este documento no fue hecho público ni cuenta con el aval de la administración de Donald Trump. Los científicos temen que la investigación sea censurada porque contradice la afirmación del presidente y de miembros de su gabinete según la cual la contribución humana al cambio climático no ha sido demostrada.

Puede interesarte: Trump retira a EU de Acuerdo Climático: ¿Qué pasará ahora?