5 datos científicos que Otzi ‘cargó’ durante más de 5,000 años

Esta momia, también conocida como el ‘hombre de las nieves’, ha ayudado a entender mejor el pasado del ser humano.

5 datos científicos que Otzi ‘cargó’ durante más de 5,000 años
Getty Images

(AFP) El 19 de septiembre de 1991, una pareja de montañistas alemanes que exploraba los Alpes italianos halló el cuerpo momificado del que ahora conocemos como Otzi, el ‘hombre de las nieves’. Hoy, 25 años más tarde, este ser humano sigue siendo una fuente inagotable de información para los investigadores.

Cuando Helmut y Erika Simon encontraron a este ser humano a 3,210 metros de altitud en el valle de Otz —cerca de la frontera austriaca—, su cuerpo estaba tan bien conservado que la policía abrió una investigación para determinar la causa de la muerte.

Rápidamente descubrieron que Otzi no había perdido la vida recientemente, sino hace más de 5,000 años.

5 datos científicos que Otzi ‘cargó’ durante más de 5,000 años
Getty Images

El hallazgo terminó siendo un descubrimiento sensacional que planteó una importante cantidad de preguntas, algunas aún sin respuesta y sobre las cuales trabaja actualmente un grupo de científicos reunidos en Bolzano, Italia. Lo que sí sabemos es que el ‘hombre de las nieves’ terminó momificado de forma natural, literalmente congelado, sin que sus células perdieran humedad.

Otzi es, sin duda, una de las momias más extraordinarias de la historia de la humanidad”, dijo al respecto Angelika Fleckinger, directora del museo de Bolzano, en donde los restos están cuidadosamente conservados. “Abrió una puerta única sobre la época prehistórica y nos ofrece una cantidad increíble de información”.

Te invitamos a recordar otros descubrimientos que se han logrado hasta ahora gracias a la presencia del cuerpo de este ser humano:

  • En 2001 se estableció formalmente la causa de la muerte del ‘hombre de las nieves’, quien perdió la vida entre el año 3,350 y 3,100 antes de nuestra era por una hemorragia, tras ser alcanzado por una flecha que se clavó en su espalda, cerca del hombro izquierdo.
  • La secuencia completa de su genoma, lograda en 2012, permitió a los expertos determinar que tenía los ojos marrones, el pelo negro y que descendía de poblaciones llegadas a Europa con ancestros en las islas de Cerdeña y Córcega. Entonces se supo también que tenía unos 46 años al morir —edad avanzada para la época—, así como que medía 1,60 metros y que pesaba unos 50 kilos. Los científicos también descubrieron que sufría de una alergia a los productos lácteos y que era propenso a sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Un análisis de las bacterias presentes en su estómago, dado a conocer en enero de 2016, confirmó que una de las grandes olas migratorias desde Oriente Medio hacia Europa fue más reciente de lo que se creía. El hallazgo en su intestino de la H. pylori —hoy implicada en el desarrollo de úlceras y cánceres—, despertó un fuerte interés en los investigadores, ya que “se trata de una bacteria que entonces era benéfica, que facilitaba la digestión de la carne cruda, y que se convirtió luego en patógena”, según explicó el antropólogo Albert Zink, parte del equipo que estudia a la momia en Bolzano.
  • Estudios revelaron recientemente que su guardarropa, trabajado con cuidado, incluía cueros de cinco especies de animales diferentes, entre ellos de oso, ciervo y oveja. Junto a Otzi también se halló un equipo completo que incluye, entre otros instrumentos, un hacha de cobre —uno de los objetos más codiciados de la época—, un puñal con hoja de piedra, un estuche para flechas, una piedra de afilar, yesca para encender el fuego y un botiquín médico.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!