iStock

Hoy nos encontramos ante la “más grande revolución de la información y las comunicaciones de la historia de la humanidad”, de acuerdo con el reporte de desarrollo Digital Dividends (Dividendos Digitales) correspondiente a 2016 del Banco Mundial, el cual destaca que “los hogares pobres más probablemente cuentan con acceso a teléfonos móviles que a baños o agua limpia”.

¿Esto qué refleja? El poder del acceso a los datos, al Internet. Las herramientas digitales ofrecen una reducción en el costo de diversas actividades, ponen todo tipo de servicios al alcance de personas que antes estaban privadas de ellos y nos permiten hacer cosas que antes nos eran imposibles. Es por ello que no resulta exagerado decir que las Tecnologías de la Información y la comunicación (TIC) afectan a todas las industrias y a todos los sectores. ¿Por qué no sacar ventaja de ello?

También lee: Lecciones de emprendimiento desde el ‘corazón’ de Intel

Con el objetivo de explicar los beneficios de estas nuevas tecnologías para el desarrollo de México, el experto en telecomunicaciones y Vicepresidente de la Competition and Markets Authority (CMA) de Inglaterra, Martin Cave, junto con el Presidente del Consejo Consultivo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Ernesto M. Flores-Roux, presentaron este jueves su estudio How Mexico can benefit from the digital economy (Cómo puede México beneficiarse de la economía digital) durante el foro México Disruptivo que organizó Expansión.

Anuncio

Este comienza por examinar la posición de México en cuanto a las tendencias globales de la digitalización. ¿Su veredicto? Hemos avanzado, pero aún queda mucho por hacer. Para empezar con el tema del acceso a Internet y el valor actual del mercado del comercio electrónico, así como otros impulsores del crecimiento de la economía digital “dentro y fuera del sector de las telecomunicaciones”, explicó Martin Cave durante la presentación.

El experto destacó el potencial que tiene el aprovechar estas tendencias para mejorar sectores como el de la atención y el servicio gubernamentales, el fiscal y el de la salud, “por mencionar algunos ejemplos”. También mencionó el hallazgo de importantes obstáculos para la promoción de la economía digital en los que se debe trabajar como “las barreras de entrada, los altos precios, la disponibilidad de mecanismos de pago, la falta de confianza, y las cuestiones de privacidad”.

Con base en su investigación, Martin Cave y Ernesto M. Flores-Roux hicieron una lista de recomendaciones de políticas públicas como oportunidades para implementar “una política coordinada para la digitalización de la economía (…) porque las economías en el mundo están llevando a cabo iniciativas similares, México no puede permitirse quedarse atrás”. Estas incluyen:

  • Mejorar la cobertura y la velocidad de la conectividad
  • Fomentar la confianza en las herramientas de la economía digital al tiempo que se protege a los usuarios
  • Desarrollar las habilidades esenciales para la digitalización y la apropiación de la tecnología
  • Promover la innovación
  • Lograr que los servicios públicos desempeñen un papel fundamental en cualquier estrategia gubernamental de digitalización

“En cada conexión que tenemos tenemos a una persona, un potencial oferente o demandante de bienes o servicios. Tenemos un contacto directo para hacer nuevos modelos de negocio o para mejorar los que ya tenemos reduciendo costos o agregando valor.”, reflexiono al respecto Gabriel Contreras Comisionado Presidente del IFT. “¿Lo estamos utilizando?”.

¿Te gustó esta información? Consigue en nuestro boletín, ¡suscríbete!