5 tecnologías listas para pasar del laboratorio a las tiendas
Gabriela Chávez

Por Gabriela Chávez

Las máquinas serán parte fundamental del comercio durante los próximos cinco años.

Diferentes tendencias tecnológicas como el internet de las cosas, la realidad aumentada, la inteligencia artificial y la robótica serán habilitadoras de la próxima ola del comercio, en la que las compras se extenderán más allá de un smartphone y las apps, según el reporte de tendencias de consumo de la consultora Deloitte.

Actualmente, diversas firmas experimentan con estos nuevos formatos y los preparan para lanzarlos al mercado. Para la plataforma de pagos Mastercard, este futuro comercial es parte de la cotidianidad en su laboratorio digital de Nueva York, Estados Unidos. En el piso de demostraciones, casi cualquier cosa conectada puede convertirse en un motor de compra, desde un robot hasta la cubierta de un refrigerador.

Anuncio

Robots Vendedores

Pepper, el robot desarrollado por Softbank Robotics, puede ayudarle a la gente a comprar boletos de avión o a diseñar experiencias de viaje. Con solo hablarle el humanoide responde y utiliza análisis de datos e inteligencia artificial para desplegar en pantalla las mejores opciones para el usuario.

La integración de la robótica y la inteligencia artificial, a través de los asistentes digitales conocidos como chatbots, serán parte de los nuevos formatos de venta en retail. Actualmente Mastercard cuenta con proyectos piloto de estas tecnologías con algunas aerolíneas, además de comercios como Pizza Hut, en la región de Asia Pacífico.

Más allá de los robots físicos, plataformas como Facebook Messenger ya ofrecen atención a través de estos asistentes a empresas como Aeroméxico.

Aunque se prevé que esta tendencia facilite y agilice las compras, se estima que, gracias a esto, también se perderán trabajos en la industria de retail. La firma de análisis Cornerstone Capital Group, estimó que en la próxima década el uso de robots recortará seis millones de empleos en esta industria.

Realidad aumentada de lujo

Con visores de realidad aumentada, los usuarios podrán transitar de manera virtual entre los anaqueles de las tiendas para seleccionar los productos y adquirirlos

Más allá de usar la realidad aumentada para atrapar pokémones en la pantalla de un smartphone; Mastercard proyecta actualmente el uso de esta tecnología para que los usuarios compren objetos de lujo como joyas.

La firma adelantó que está por lanzar una aplicación con un casa joyera de lujo que permitirá al usuario navegar la oferta de la tienda y comprar usando un visor de realidad aumentada.

¿Sed? Pide un refresco con tu smartphone

Este gadget mezcla diferentes bebidas al mismo tiempo que cuenta chistes.

Las máquinas expendedoras de comida y bebida comenzarán a convertirse en máquinas conectadas a los smartphones.

Un puerto USB conectado a una micro computadora Raspberry Pie puede conectarse a internet y permitir que la gente se enlace a estas máquinas para adquirir los productos, sin necesidad de depositar monedas u otro tipo de pago físico en la máquina.

Google, por su parte, presentó una máquina de bebidas que, a través de Google Assistant, es capaz de atender las necesidades de los usuarios.

Biométrica avanzada

Una selfie o el ritmo cardiaco serán las referencias de seguridad para que una persona pueda autorizar una compra desde su smartphone.

Mastercard ya permite realizar transacciones con una foto, mientras que la billetera electrónica de Samsung, Samsung Pay, también puede utilizarse a través del escaneo de iris. Por su parte, Amazon experimenta con esta técnica para confirmar las compras de sus clientes.

El uso de este tipo de biométricos se ve cada vez más inmerso en servicios digitales y, de acuerdo con la consultora Deloitte, será una de las tendencias clave para el comercio en la próxima década.

Tan solo el uso de huellas digitales para verificar compras llegará a 1,000 millones de usuarios activos en 2017, según datos de Deloitte.

Que lo haga el refri

La idea de un mundo interconectado es que dispositivos como los refrigeradores sean capaces de decidir sobre la lista de compras de su dueño para ordenarla directamente en línea cuando hace falta algo.

Usando el internet de las cosas, diversos fabricantes de tecnología como Samsung o LG desarrollan línea blanca capaz de desplegar en pantalla aplicaciones que permiten hacer compras con un par de clics. Incluso empresas como Amazon tienen ya integradas sus apps para recibir pedidos a través de dispositivos como estos y de su asistente inteligente Alexa.

Actualmente, Mastercard y Samsung experimentan habilitando el sistema de pagos digitales Mastercard Pass en estos equipos, para que diferentes aplicaciones para ordenar el súper o comida a domicilio permitan que la gente compre desde la pantalla.