AFP

Beakman’s World o El mundo de Beakman fue un programa de televisión tanto divertido como educativo que acercó a toda una generación de niños a la ciencia durante la década de los noventa.

Protagonizado por Paul Zaloom como el excéntrico científico Beakman, el show respondía preguntas sobre temas complejos con humor y entretenidos experimentos o demostraciones, sin dejar de ser preciso.

Pero a pesar de tratarse de un programa estadounidense, su impacto en Latinoamérica y en específico en México tomó por sorpresa a Zaloom, quien dice no haber sido consciente de ello hasta hace poco.

Elizabeth Rodríguez

“El show estuvo basado en una caricatura que se publicaba en diversos periódicos a lo largo del país (You Can With Beakman And Jax). Los niños le escribían y enviaban sus dudas sobre ciencia a Beakman y él les respondía. Luego, a alguien se le ocurrió convertir esto en un programa de televisión”, dijo a Tec Review.

“Pero en ese momento realmente no pensamos que podríamos impactar a tanta gente. Es muy interesante ver que Beakman’s World fue tan popular en México y en Latinoamérica. Es increíble”, agregó. “Hay personas aquí que me dicen ‘me convertí en científico gracias a ti’, y es un honor, pero también es una gran sorpresa”.

Durante su visita a nuestro país para presentarse en Talent Land 2018, Paul Zaloom recordó en conferencia de prensa el show y lo que sucedía detrás de las cámaras mientras el mismo estuvo al aire. También compartió algunos ‘secretos’ sobre sí mismo y sobre lo que viene en su carrera.

Cuando eras niño, ¿qué querías ser al crecer?

Cuando era niño quería ser actor, así que puedo decir que cumplí mi sueño. Eso es increíble.

¿Siempre te interesó la ciencia?

Mi interés en la ciencia nació pasando tiempo en el bosque durante mi niñez. Me fasinaba  simplemente ver cómo funcionan las cosas: los animales, los árboles; cómo se descomponen las cosas, cómo se pudren; cómo funciona el clima. Ver de cerca todo esto fue muy importante para detonar mi curiosidad. Siempre me interesó, sobre todo las ciencias naturales.

¿Cómo fue trabajar en Beakman’s World?

Había unas cien personas trabajando en el show, era un equipo bastante grande. ¿La mejor parte? La comida. Es broma. La pasabamos bien todo el tiempo y pienso que a eso se debe mucho del éxito del programa, porque creo que la gente se daba cuenta que nos estábamos divirtiendo.

¿Cuál era el mayor reto al grabar Beakman’s World?

El mayor reto para nosotros era, por ejemplo, tratar de explicar la teoría de la relatividad de (Albert) Einstein a niños de diez años en seis minutos. Cómo tomar cosas tan complejas como estas y hacerlas, no solo graciosas, sino comprensibles,  de una manera correcta y directa. Entretenida. Pero creo que justamente eso era la mejor parte de nuestro trabajo, era muy divertido. Tuve que hacer mucha investigación y, por ende, yo mismo aprendí muchas cosas, y me encanta aprender, aunque sea un hombre viejo.

¿Cuál consideras que es la clave para comunicar la ciencia de forma entretenida?

Creo en la comedia, es como una religión para mi, porque creo que es una gran manera de comunicar. Y pienso que también depende de cómo se acerca el público a estos temas, si lo hacen con una mente abierta, con curiosidad, la pasan bien y aprenden mucho más.

Elizabeth Rodríguez

¿Por qué crees que Beakman’s World marcó de esa manera a tantos niños?

Por el vínculo emocional del personaje, Beakman, con el público. Él siempre estaba cerca de la cámara y sus ojos siempre te veían a ti. Creo que esa conexión emocional fue algo muy poderoso.

Si Beakman’s World continuara al aire, ¿piensas que sería diferente?

La televisión y el entretenimiento han cambiado mucho desde la aparición del internet. En los noventa no podías tener un show como Beakman´s World con producción de alto nivel como la actual, porque era muy caro y no se suele invertir mucho en programas para niños. Afortunadamente hoy veo mucha gente interesada, haciendo contenido educativo para niños en Youtube y otros medios. Si el show continuara, seguro estaríamos mostrando al público cómo funcionan cosas como el internet y los gadgets. Sería muy interesante, si lo piensas.

¿Tienes algún nuevo proyecto en puerta?

Estoy trabajando en un show de marionetas para YouTube sobre mi colonizando Marte. Utiliza objetos cotidianos y los convierte en marionetas. Es muy estupido. Espero que puedan verlo en los próximos meses.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Divulgación científica y el reto de cautivar a las masas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre