iStock

Un nuevo estudio asegura que las personas de origen euro-asiático con adicciones o problemas neurológicos sufren estos padecimientos por culpa de sus antepasados.

El equipo estadounidense detrás de este trabajo, encabezado por el doctor Tony Copra de la Universidad de Vanderbilt, en Tennessee, explica que el Homo Sapiens se mezcló con hombres más antiguos cuando salió de África hace más de 50,000 años.

Por ello se calcula que entre un 1% y un 4% del genoma del ser humano moderno está compuesto por ADN neandertal.

Este es asociado a cerca de 12 dolencias, como problemas en el sistema inmunológico, en el sanguíneo y ataques al corazón, además de propensión a la dependencia de sustancias nocivas para la salud o desórdenes psicológicos.

Deborah Brewington/Vanderbilt University
Deborah Brewington/Vanderbilt University
Anuncio

Copra y sus colegas también determinaron que la herencia de la especie extinta incrementa significativamente el riesgo de sufrir una enfermedad en la piel conocida como queratosis actínica, la cual produce lesiones escamosas tras largas exposiciones al sol.

Para llegar a estas conclusiones, de acuerdo con el texto publicado en la revista especializada Science, los expertos compararon el ADN neandertal con historiales médicos de 28,000 personas. Aun así, Copra destacó que el contenido genético “no resulta una causa directa” de estos males.

“En muchos casos la influencia del Neandertal es significativa pero esto no quiere decir que estás condenado a ser un fumador de por vida si tienes algo de su ADN” dijo.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!