¿Adiós ‘Dreamers’? Su futuro depende de la firma de Trump
AFP

El presidente Donald Trump se podría pronunciar este martes 5 de septiembre sobre el futuro de DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals o Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), un programa que, hasta el momento, ha permitido a casi 800,000 personas que llegaron a su país como menores indocumentados permanecer en Estados Unidos legalmente bajo una autorización temporal.

DACA fue creado en junio de 2012 por el predecesor de Trump, Barack Obama, con el objetivo de sacar de la clandestinidad a los llamados ‘Dreamers’. “Se trata de una orden ejecutiva que se dio luego de que una iniciativa más amplia no lograra ser aprobada en el Congreso” recordó Raúl Rodríguez Barocio, Vicepresidente Asociado de Internacionalización del Tecnológico de Monterrey, en entrevista con Tec Review.

“Este concede, de forma renovable, un permiso por dos años que, esencialmente, convierte a la persona en temporalmente legal, por llamarlo de alguna manera”, continúo. “Así se exime de la posibilidad de deportación y obtiene acceso a la educación superior o a puestos de trabajo”. Por las condiciones y filtros de acceso, DACA reconoce que la presencia de este grupo en Estados Unidos “no representa ninguna amenaza y es valioso tanto para la economía como para la sociedad”.  

Al inicio de septiembre la Casa Blanca dio a conocer que Donald Trump se encontraba “en el proceso de finalizar su decisión” y que el anuncio se daría este 5 de septiembre. Desde entonces, empresarios, políticos de la oposición y de su partido, así como diferentes organizaciones, se manifestaron en contra de la derogación de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. Sin embargo, este 4 de septiembre, los medios empezaron a anticipar que Trump ya habría decidido poner fin al programa.

Recordemos que terminar con DACA fue una de las promesas que Donald Trump hizo durante su campaña. “Desde entonces la posición del ahora presidente respecto a la inmigración indocumentada fue muy clara”, destacó el EXATEC Rodríguez Barocio, quien también fungió como Presidente del NADBank y del Consejo Directivo de la U.S.-Mexico Foundation.

Pese al panorama “existen tres posibilidades”. La primera consistiría en “lavarse las manos pasando el problema al Congreso”. Esto quiere decir que Trump podría definir un plazo para derogar la iniciativa a fin de que el Congreso pueda decidir qué hacer al respecto. La siguiente se refiere a “dejar todo como está” aunque, en opinión de Raúl Rodríguez, “hacerlo podría acarrearle problemas con su propio grupo y electorado”. Finalmente, está la posibilidad de que, al tratarse de una orden ejecutiva, “a pesar de las implicaciones morales y económicas”, Donald Trump simplemente la derogue.

En ese caso, el Vicepresidente Asociado de Internacionalización del Tec anticipa reacciones de muchos líderes de diferentes rubros, principalmente del ámbito empresarial en donde tal decisión “más allá de la posición moral y cívica, significaría grandes pérdidas, primero en número de empleados, después en finanzas”. Rodríguez Barocio recordó que los dirigentes de grandes firmas, desde Amazon hasta Apple pasando por Facebook, Cisco, eBay, General Motors y Microsoft, han pedido que DACA, no sólo se  mantenga, sino se amplíe.

A ello se sumaron 640 presidentes de las principales universidades estadounidenses, quienes firmaron una carta en la que apoyan la continuación y la expansión de DACA para convertirla en ley. Mientras tanto, expertos anticiparon que, si el programa es suspendido, la economía estadounidense perdería 460,300 millones de dólares del Producto Interno Bruto (PIB) y 24,600 millones de contribuciones fiscales al sistema de Seguridad social.

Los ‘Soñadores’ de DACA

¿Adiós ‘Dreamers’? Su futuro depende de la firma de Trump
AFP

Los inmigrantes elegibles para el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia son jóvenes que deben haber entrado a Estados Unidos antes de cumplir 16 años, así como haber vivido en ese país continuamente desde el 15 de junio de 2007; estar estudiando, trabajando o sirviendo a las fuerzas armadas nacionales; y no haber sido condenados por ningún tipo de delito (grave o menor).

Es así que estos jóvenes “son chicos con un historial muy limpio, muy productivo, buenos estudiantes, buenos empleados, buenos ciudadanos”, subrayó Raúl Rodríguez Barocio. “Es un gran filtro el que se tiene en el programa”. El especialista agregó que se trata de personas que llegaron de forma indocumentada al país norteamericano “pero sin tener la menor idea de ello, traídos por sus padres o familiares en busca de oportunidades. Lo que busca DACA es evitar que continúen sufriendo por algo en lo que no tuvieron la culpa”.

¿Qué piensan los dreamers de la victoria de Donald Trump?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre