FOTO AFP

Washington, Estados Unidos (AFP) Un adolescente musulmán de Texas, convertido en una estrella en internet tras haber fabricado un reloj que la policía confundió con una bomba ficticia, aceptó la invitación de Barack Obama a la Casa Blanca.

“Sí, voy a aceptar su invitación y espero verle pronto”, dijo Ahmed Mohamed, de 14 años, refiriéndose al presidente estadounidense que le felicitó hace unos días por su reloj.

El ingenioso alumno, a quien le gusta invertir su tiempo en reparar circuitos electrónicos, recibió una avalancha de apoyos tras haber sido esposado y detenido durante horas el 14 de septiembre cuando los policías le acusaron de llevar al colegio una bomba ficticia.

Para muchos, este asunto pone en evidencia las ideas de la policía estadounidense sobre la comunidad musulmana, así como la existencia de sentimientos de islamofobia entre los policías de Texas .

“En el momento tuve miedo, pero ahora estoy verdaderamente feliz por todo el apoyo que he recibido del mundo entero”, dijo Ahmed, entrevistado por ABC News.

Alumno de preparatoria en la ciudad de Irving, cerca de Dallas, Ahmed emocionó a miles de internautas dentro y fuera de Estados Unidos, especialmente a los enamorados de las ciencias y las tecnologías. La etiqueta #IStandWithAhmed (estoy con Ahmed) ha sido tuiteada más de un millón de veces, según el sitio especializado Topsy.com.

“Lindo reloj, Ahmed. ¿Quieres traerlo a la Casa Blanca?”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter. “Deberíamos incitar a más niños como tú a que le gusten las ciencias. Es lo que hace la grandeza de Estados Unidos”.

Las grandes instituciones de Silicon Valley y algunas otras, también dirigieron mensajes de simpatía a Ahmed, que fue invitado a la Feria de la Ciencia de Google, un concurso internacional de inventos para los científicos en ciernes, y convidado a pasar por Facebook por su dueño, Mark Zuckerberg.

El prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) también invitó al joven y Twitter le propuso hacer una pasantía. “El MIT, sueño con ir”, dijo el adolescente, dando la impresión de que este destino era más prioritario que la Casa Blanca para él.