Alemania encendió el primer reactor de fusión nuclear para la producción de energía a gran escala. El llamado Wendelstein 7-X (W7-X), construido dentro de una fortaleza en Greifswald, Alemania, es un proyecto realizado por el Instituto Max Planck de Física de Plasma (IPP por sus siglas en inglés), y un consorcio de más de 30 empresas europeas.

En este experimento, en el que se da por encendido oficialmente, un pulso de microondas de dos megavatios calentó una nube de hidrógeno hasta transformarla en plasma a 44 millones de grados Celsius. Este es un ligero destello para el (W7-X), ya que cuando se encienda de forma estable y definitiva podría alcanzar una temperatura de 80 millones de grados Celsius.

Su nombre lo dice todo: stellarator en la latín significa “generador de estrellas”. Esta máquina de 16 metros de diámetro –parecida a una dona retorcida– está compuesta por 50 bobinas metálicas por las que circula plasma. Aquí se fusionarán átomos, que generarán la misma energía que producen las estrellas como nuestro Sol, pero en la Tierra.

Un total de 19 años y más de 1,100 millones de dólares se han invertido en el diseño y construcción de éste, que podría ser el futuro energético de la humanidad.

*Da click en la imagen y conoce a detalle el stellarator Wendelstein 7-X (W7-X).

Grafico-info

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!