Aquí ‘nacen’ los futuros creadores de videojuegos mexicanos

Video Game Makers Academy estrena programa de desarrollo para estudiantes de secundaria y preparatoria.

Ciencia, programación y arte para niños desarrollado videojuegos
Video Game Makers Academy

En los últimos 15 años, el número de gamers en México se ha cuadruplicado. De acuerdo con el Servicio de Investigación y Análisis (SIA) de la Cámara de Diputados, la cifra total de videojugadores en nuestro país es de 57.1 millones, es decir, 47% de la población. De este número, 74% es menor a 20 años y tiene especial énfasis entre los 6 y los 12 años.

Queda claro que jugar videojuegos es una de las actividades favoritas de los niños y jóvenes mexicanos, algo que preocupa a una gran cantidad de padres que relacionan este pasatiempo con la obesidad, el aislamiento, las tendencias violentas o el bajo desempeño escolar. Hoy, una startup de la Ciudad de México demuestra lo contrario.

Se trata de Video Game Makers Academy, un emprendimiento que inició a finales de 2014 con el objetivo de formar a programadores de videojuegos. “En el mercado existen ofertas académicas para formarte como desarrollador o artista pero no había un programa especializado en la creación de videojuegos que conjugara ambas partes”, explicó en entrevista con Tec Review Francisco Cuevas, fundador y CEO de la academia.

Los primeros cursos —entonces presenciales, hoy online— iniciaron en la capital mexicana. Actualmente, esta startup tiene presencia también en Bogotá, Colombia, y Buenos Aires, Argentina. “Ya tenemos a más de 400 graduados. A muchos de ellos los hemos impulsado para colocarse en importantes proyectos tanto en México como en el extranjero”, afirmó Cuevas.

Durante sus dos años de existencia, esta academia, junto con sus alumnos y exalumnos, ha desarrollado juegos para importantes compañías y organizaciones, como Microsoft en Londres, Inglaterra, así como el gobierno de Colombia, por mencionar algunos ejemplos. Además, ha impartido diversas conferencias o workshops en eventos e instituciones como el Game Developers Conference (GDC) de San Francisco, California y la Universidad de Montpellier en Francia.  

Ahora, Video Game Makers Academy quiere transmitir todo este conocimiento a las nuevas generaciones. “Este año empezamos a trabajar con escuelas de nivel secundaria y preparatoria”, detalló el fundador y CEO. “Iniciamos en la red de colegios Moderno Tepeyac, donde arrancamos ofreciendo cursos extraescolares de creación de videojuegos una vez por semana (…) y estamos por iniciar en otra institución”.

De acuerdo con Cuevas, el objetivo de este programa, que dura todo un ciclo escolar, es inspirar en los niños y jóvenes el interés por la ciencia, el arte y la programación a través de “lo que más les gusta”: los videojuegos.

“Durante el curso, vemos temas de física, matemáticas y artística, por ejemplo”, aseguró. “En la secundaria los chicos aprenden de aritmética, narrativa y de cuestiones como el tiro parabólico o de las funciones tangenciales. Nosotros les explicamos cómo aplicarlo a un juego. Así refuerzan estos temas y les hacen más sentido”.

A lo largo del programa, los estudiantes crean cuatro o cinco juegos por semestre, desde los clásicos jumpers o runners hasta videojuegos puzzle. Al terminar el año escolar, se ‘gradúan’ con un juego propio. Para lograrlo, los chicos trabajan en pequeños equipos, ya que “algunos son muy buenos dibujando, otros programando o narrando una historia”, dijo Francisco Cuevas, “Tratamos de que cada uno se dé cuenta de su talento y lo aporte”.

Hasta ahora, la respuesta recibida por parte de alumnos y padres “ha sido enorme”. “Habíamos acordado con el colegio abrir un grupo de 25 personas entre secundaria y preparatoria. Sin embargo, se inscribieron más de 400”, recordó. “No pudimos filtrarlos. Lo más que pudimos hacer fue aceptar a 100 chicos, repartidos en grupos de 25”.

Ante esta situación, Video Game Makers Academy busca contar con un mayor número de maestros para el siguiente ciclo escolar que le permita atender a más niños y jóvenes, así como expandir su programa a nuevas escuelas. Si te interesa esta iniciativa, la startup también ofrece clases para chicos de entre 6 y 12 años un sábado al mes. Puedes obtener más información aquí.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!