Noticias del Tec de Monterrey

Alumnos del Tecnológico de Monterrey en Hidalgo participaron en el concurso organizado por el Instituto de la Vivienda de la Ciudad de México (INVI), para impulsar las mejores propuestas arquitectónicas para la vivienda social.

El certamen se lleva a cabo anualmente y en 2016 más de 30 universidades presentaron propuestas arquitectónicas para la creación de nuevos modelos de vivienda social.

En el concurso, los alumnos participantes debían cumplir con la normatividad que el Estado y el INVI establecían, con la intención de que el proyecto presentado se construya en predios reales y que los alumnos puedan dar seguimiento al proyecto, con el fin de que vean su obra concluida al finalizar su carrera.

Este año, tres de los cinco equipos de alumnos de Campus Hidalgo resultaron ganadores del primer lugar en diferentes categorías:

En los proyectos ‘Franz Schubert’, ‘Arabesques’ y ‘Primavera 87’, los estudiantes de Arquitectura (ARQ) emplearon conceptos innovadores en los que eliminaron el paradigma de una vivienda de interés social sin sentido.

Conformado por las alumnas Diana Laura Téllez y María José García, el proyecto denominado ‘Franz Schubert’ presentó una distribución de espacios confortable, amplia y con una extensa capacidad de ventilación.

Mientras que ‘Arabesques’, equipo constituido por las alumnas Sandra Ferreira y Maritza González, tuvo como prioridad brindar privacidad a los ocupantes del edificio, además de que el diseño buscó representar fluidez y dinamismo.

La intención de este proyecto (señalaron las estudiantes), fue que las personas que habiten este edificio tengan un sentido de pertenencia y se sientan en una zona de confort pese al espacio que tienen disponible.

Por último el proyecto de los alumnos Julio Santander y Andrea Reyes, llamado ‘Primavera 87’, se inclinó por la regla de ‘menos es más’, pues lograron con diseños sencillos, brindar un toque de elegancia y armonía, además de brindar iluminación natural en todos los espacios, factor que les otorgó un alto puntaje.

Los alumnos refirieron que este tipo de retos les brinda la oportunidad de trabajar en proyectos reales y que pese a las complicaciones de seguir una normativa, resulta benéfico llevar la experiencia a un nivel profesional.

Para este concurso, los alumnos debieron entregar, planos, plantas, maquetas volumétrica del edificio y de escala del departamento amueblado y posters de cómo quedarían los proyectos finales.

En este concurso, el reto más importante de los alumnos de los tres equipos ganadores, fue el de romper con el paradigma de que las casas de interés social son pequeñas y cuadradas, y así comprobar cómo arquitectos pueden brindar un enfoque de amplitud, estética, dinamismo y confort a una vivienda social.

Los ganadores destacaron que entre las mejores experiencias que tuvieron fue el haber conocido a la gente que habitaría los edificios que construyeron y ver el predio real en donde construirían su edificio.

TEC DE MONTERREY | AGENCIA INFORMATIVA

 

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre