Artistas con discapacidad crean música con sus ondas cerebrales

Gracias a un proyecto de la Universidad de Plymouth este cuarteto de violinistas volvieron a 'tocar' juntos.

En 2015, investigadores del Centro Interdisciplinario de la Universidad de Plymouth se unieron para crear un espectacular cuarteto de cuerda. Pero en esta ocasión no era el clásico grupo musical.

Todos los músicos de este cuarteto tenían deficiencias motoras severas, que pueden afectar su capacidad para moverse. Esta incapacidad puede ser causada por una serie de factores, como enfermedades motoneuronales como la esclerosis lateral o la enfermedad de Lou Gehrig. En casos severos, una persona puede tener grandes problemas para moverse o hablar en absoluto.

Para los músicos como estas personas, su condición normalmente representa una barrera considerable para poder hacer música como lo hacían antes. Pero en este caso, los investigadores y los médicos encontraron una manera de dejarlos experimentar y hacerlo que más les gusta: música.

La idea fue la siguiente: Si los músicos todavía tienen talento musical y lo único que no pueden hacer es moverse, “tenemos que recrear su música sin que ellos se muevan”, se dijeron los investigadores de la Universidad de Plymouth.

brain_waves_dos

En primer lugar, los investigadores pusieron dispositivos elásticos y electrodos que pueden leer las ondas cerebrales en la cabeza de los músicos.

Luego, durante la actuación, los músicos siguieron las notas de diferentes piezas musicales a través de una computadora.

Los músicos podían elegir la nota con tan sólo mirarla. La diadema de electrodos recogió toda la información del cerebro de los cuatro integrantes y se las envío a otros cuatro músicos (por lo que técnicamente sería un octeto).

El resultado final fue una pieza única que nació de las ondas cerebrales que los otros músicos lograron reproducir.

Una de las actuaciones se puede ver en un documental realizado por Tim Grabham y Eduard Reck Miranda.

Paramusical Ensemble from cinema iloobia on Vimeo.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete ahora!

Los editores recomiendan