Rubi Joselin Ibarra

Un estudio realizado en la Escuela de Salud Pública del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad A&M de Texas explica por qué el cansancio aparece mucho antes cuando realizamos de forma simultánea tareas físicas y mentales.

“Los exámenes existentes de la fatiga mental y física se han limitado a evaluar cambios cardiovasculares, musculares o biomecánicas”, dice la profesora responsable de la investigación, Ranjana Mehta. “El propósito de este estudio es monitorear el efecto que tienen en el cerebro”.

La prueba mostró que cuando intentamos hacer al mismo tiempo tareas físicas y mentales, se activa la corteza prefrontal; al dividirse los recursos del cerebro en tareas altamente cognitivas se detectó menor nivel de oxígeno lo que acelera la aparición de la fatiga física.

Los resultados subrayan la importancia de hacer un trabajo multidisciplinario que combine principios neurocognitivos con datos fisiológicos y biomecánicos para un mejor entendimiento de los que sucede en el cuerpo en nuestras actividades diarias.

“No muchos ven el valor de observar al cerebro y al cuerpo de forma conjunta”, dice Mehta. “Sin embargo nadie hace trabajo puramente físico o mental. Siempre son ambos”.

Foto ScienceDaily