iStock

Los emojis son hoy una parte importante de nuestra comunicación diaria. Ya sea vía redes sociales, servicios de mensajería instantánea, correo electrónico o mensajes de texto, estas pequeñas imágenes apoyan lo que queremos expresar por escrito para que quede más claro o simplemente para hacer de la interacción algo más divertido. Pero no siempre funcionan como esperamos.

No es secreto que, dependiendo de la plataforma que reciba un emoji, ésta se encargará de ‘traducirlo’ a su propia fuente. Sin embargo, al utilizarlos, casi nunca nos detenemos a pensar en cómo se verá en el smartphone de la otra persona. Aunque no lo creas, estas pequeñas diferencias en los dibujos pueden cambiar significativamente el sentido que pretendemos darles.

GroupLens Research
GroupLens Research

¿Aún no lo crees? Un grupo de expertos de la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, llamado GroupLens, considera este problema tan serio que decidió dedicarle toda una investigación, a la cual tituló “Sumamente feliz” o “listo para pelear”: interpretaciones variables del emoji

En este estudio, el equipo enfrentó a un conjunto de voluntarios con “los 22 emojis más antropomorfos” —es decir, los que tienen una apariencia más humana— de cinco plataformas diferentes: Apple, Google, Microsoft, Samsung y LG. Entonces, los participantes tuvieron que describir el significado que le daban a cada uno de ellos y otorgarles un valor de entre -5 (fuertemente negativo) a 5 (fuertemente positivo).

GroupLens Research
GroupLens Research

Los resultados son sorprendentes.

GroupLens descubrió que, además de que un emoji puede tener diferentes significados de acuerdo con su representación en distintos sistemas operativos; el mismo gráfico dentro de la misma plataforma también puede tener diferentes interpretaciones según la perspectiva de cada usuario. Esto complica aún más la comunicación entre dos personas.

El trabajo de Hannah Miller, Jacob Thebault-Spieker, Shuo Chang, Isaac Johnson, Loren Terveen y Brent Hecht pone como ejemplo el emoji “cara feliz con ojos sonrientes”, el “más ampliamente malinterpretado”.

La apreciación de este dibujo puede variar desde un personaje sonrojado hasta uno angustiado o muy enojado.

En general se encontró que, dentro de la escala de sentimientos de GroupLens, el emisor y el receptor en diferentes plataformas pueden presentar hasta 2,04 puntos de diferencia; mientras que dentro del mismo sistema operativo se puede presentar una desigualdad de 1,88 puntos.

GroupLens Research
GroupLens Research

Si quieres consultar el informe completo da click aquí.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre