iStock

(Notimex) El presidente Enrique Peña Nieto, propuso un “cambio de fondo” para atender el tema de las drogas desde una perspectiva de derechos humanos y salud pública que reforme el enfoque sancionador y evite criminalizar a los consumidores.

Así lo dio a conocer esta semana, durante la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Enervantes (UNGASS) propuesta por México, Colombia y Guatemala. Ahí, reconoció que el esquema prohibicionista y la llamada “guerra contra las drogas” no han inhibido ni la producción, ni el tráfico ni el consumo.

“Transitemos de la mera prohibición a una efectiva prevención y a una eficaz regulación. Miles de vidas dependen de ello”, dijo.

Ante los delegados presentes en la sesión, dedicada a revisar la actual estrategia internacional contra las drogas y definir mejores soluciones, Peña Nieto aseguró que su propuesta derivó del amplio debate nacional sobre el uso de la marihuana, al que convocó el gobierno de México con expertos, académicos y representantes de la sociedad civil.

Anuncio

“Como presidente, en esta Sesión Especial, doy voz a quienes ahí expresaron la necesidad de actualizar el marco normativo, para autorizar el uso del cannabis con fines médicos y científicos”, explicó.

En ese sentido, a su regreso al país, Enrique Peña Nieto firmó y envió al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal que, de aprobarse, autorizaría el uso de medicamentos elaborados a base de marihuana o ingredientes activos, así como la investigación clínica de productos que contengan cannabis.

Además, evitará que se considere un delito la posesión para uso personal de hasta 28 gramos de esta sustancia, conforme a los estándares internacionales.

“Es innegable que los términos del debate en torno a las drogas están cambiando en México y en el mundo”, dijo al anunciar el envío del paquete de reformas.

En el patio central de la Secretaría de Salud, el presidente destacó que la iniciativa que se plantea llegará acompañada de un renovado esfuerzo institucional en favor de la prevención de adicciones, especialmente dirigida a la protección de la niñez y la juventud.

“Asumiendo su responsabilidad global, México continuará aportando su experiencia y ánimo constructivo. Nuestra Nación se coordinará con otros países a nivel regional e internacional para evaluar lo que sí ha funcionado y desechar lo que ha fracasado. Se trata de que el consenso siga creciendo y consolidándose en el mundo”, agregó

Este 21 de abril, el presidente de la Cámara Alta, Roberto Gil Zuarth, confirmó la recepción de esta iniciativa y anunció que será remitida a las comisiones unidas de Salud, de Gobernación, de Derechos Humanos y Estudios Legislativos Segunda para su análisis y dictamen.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!