Ubisoft

(Notimex) – Por fin llegó al mercado Assassin’s Creed Origins, un videojuego del que se tienen altas expectativas debido a que, en su creación, intervinieron innovadoras herramientas tecnológicas, incluida la inteligencia artificial (IA).

“Algo muy curioso que pasa con la IA es que, como el juego tiene muchos ‘sistemas vivos’, como las rutas de los rebeldes o las de los animales —que comen, duermen y van al baño—, según en dónde se encuentre el jugador y a qué hora, podrá ver cosas diferentes”, dijo José Araiza, productor del título.

El juego, que relata el origen de la Hermandad de Asesinos y que se desarrolla en Egipto, permite al usuario conocer parte de esta antigua civilización, sus costumbres, sus personajes históricos, como Cleopatra, y la geografía del país. Éste fue desarrollado por cinco estudios diferentes de distintas partes del mundo.

Con Assassin’s Creed Origins, Ubisoft amplió la franquicia que lleva, hasta el momento, 84.98 millones de unidades vendidas en todo el mundo. El precio del nuevo título va de los 1,299 pesos a los 2,500 pesos en México.

“El sistema de combate está completamente rediseñado; se siente mucho más real, tiene mejor física y mejor impacto. Las armas cambian la sensación al luchar, si se elige una espada o una jabalina es diferente el alcance de las mismas y el modo de juego. También el sistema de IA lo hemos llevado a un lugar al que no muchos han llegado”, agregó Araiza.

De acuerdo con el productor, ya están pensadas dos extensiones del videojuego, eventos en línea cada mes y nuevas misiones gratuitas. “Hay tantas cosas que hacer en el juego que no es posible aburrirse. Yo digo que el gamer se va a pasar unos cuantos meses jugándolo”, concluyó. 

Mario Bros se inspira en México para una nueva aventura

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre