Astronautas de Apolo, más expuestos a enfermedades cardíacas
NASA

(AFP) Los astronautas que participaron en la misión Apolo, quienes viajaron más allá de la magnetosfera de la Tierra que protege de las radiaciones, mueren desproporcionadamente de enfermedades cardíacas. Así lo reveló este 28 de julio un estudio publicado en la revista especializada Nature.

Según este informe, de las siete personas que formaron parte de este grupo y que han fallecido al día de hoy, tres (43%) perdieron la vida a causa de ataques al corazón o accidentes vasculares cerebrales.

Esto significa que los casos fueron “cuatro a cinco veces más numerosos” que para los astronautas que no abandonaron la Tierra (9%) y aquellos —como quienes han tripulado la Estación Espacial Internacional (EEI)— que se alejaron menos de la misma (11%).

“Esta información sugiere que los viajes humanos al espacio exterior pueden haber sido más nocivos para la salud cardiovascular que lo anteriormente anticipado”, advirtieron los investigadores en el texto. A pesar de ello Michael Delp, de la Universidad de Florida, aclaró que “aún se sabe muy poco sobre los efectos de las altas radiaciones en la salud humana”.

Al alejarse de la Tierra a regiones del espacio donde el magnetismo de nuestro planeta deja de ejercer una acción predominante sobre las partículas ionizadas, los astronautas de la misión Apolo se expusieron a niveles sin precedentes de radiaciones.

Sin embargo la agencia espacial estadounidense, la NASA, prevé un viaje habitado a Marte en la década de 2030. Ante los datos revelados en Nature, quienes participen en tal misión necesitarán más que agua y alimentos: un escudo eficaz contra esta amenaza.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete!