Getty Images

Bruselas, Bélgica (AFP) Las autoridades belgas distribuirán pastillas de yodo a los once millones de habitantes del país para prevenir una posible emergencia nuclear. Así lo anunció la ministra de Salud belga, Maggie De Block.

Esta medida ya estaba en vigor para las personas que viven en un perímetro de 20 kilómetros alrededor de las centrales nucleares belgas de Tihange (al sur) y Doel (al norte), en la frontera cerca de la central francesa de Chooz, así como de la planta holandesa de Borssele y de los centros de investigación nuclear de Fleurus (al sur) y Mol (al norte).

Sin embargo, el gobierno decidió ampliar el perímetro a 100 kilómetros en atención a las recomendaciones del Consejo Superior de Salud, un organismo del Estado.

Tomando en cuenta el tamaño del territorio, la decisión afecta ahora a toda la población belga, dijo la ministra el 27 de abril en el parlamento.

La seguridad de estas centrales es objeto de polémica desde hace varios años, tanto en Bélgica como en los países vecinos. Alemania y Luxemburgo pidieron que dejaran de operar de manera provisional los reactores de Doel 3 y de Tihange 2, cuyas cubas tienen miles de fisuras.

Al respecto, la Agencia Belga de Control Nuclear (AFCN) aseguró que las centrales responden “a las exigencias de seguridad más severas” y que no hay “ninguna razón” de atender estas peticiones.

¿Por qué pastillas de yodo?

Getty Images
Getty Images

El yodo radiactivo es uno de los componentes que puede ser liberado masivamente durante un accidente nuclear e inhalado o ingerido por las personas cercanas al lugar.

Los efectos inmediatos en la salud son vómitos, diarrea, náuseas y dolores de cabeza pero, el mayor problema, son los efectos a largo plazo relacionados con el desarrollo de cánceres, por ejemplo.

La toma preventiva de pastillas de yodo no radiactivo permite saturar la tiroides, por lo que el yodo radiactivo ya no puede fijarse en esta glándula. Posteriormente, la sustancia es eliminada por el cuerpo en la orina.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre