Cortesía de Biobolsa

Biobolsa es una empresa que se dedica a la elaboración e implementación de un sistema que transforma los desechos orgánicos de granjas en gas natural y en fertilizantes orgánicos. Te contamos en qué consiste y cuáles son sus  beneficios.

Se trata de un sistema biogestor que brinda la oportunidad a pequeños productores de ahorrar en la compra de fertilizantes y en el uso de energía. Este método también ayuda a reducir la emisión de gases de efecto invernadero y aporta a la regeneración de suelo.

Lee: Generan energía limpia con residuos de uva

“El proyecto empezó con el rediseño del biodigestor, una tecnología que ha existido por muchos años, a nivel industrial, en otros países. Nunca existió un producto diseñado para pequeños productores que brindara este servicio, algo fácil de instalar y de usar y, que realmente, produjera gas y fertilizantes” dijo en entrevista con Tec Review Alex Eaton, fundador de Biobolsa.

Fue hace aproximadamente 12 años cuando se comenzó a desarrollar el producto, pero fue hasta el 2010 cuando surgió la empresa Biobolsa en México.

Pero, ¿cómo es el proceso de este sistema? Es sencillo. El desecho que se aprovecha en este método es el excremento de animales, éste (mezclado con agua) debe colocarse dentro del biogestor, que es muy similar al estómago de una vaca, detalló el fundador.

Dentro del sistema, viven millones de bacterias que se alimentan de los nutrientes de los desechos introducidos, esto logra que se descompongan molecularmente, se transformen y salgan en forma de gas natural y fertilizante orgánico.

sistemabiobolsa.com

El biogás puede ser utilizado para cocinar, calentar agua e, incluso, activar motores eléctricos o producir luz; mientras que el fertilizante ayuda a mejorar los suelos de las granjas y aumenta la productividad de las cosechas.

Cuando un productor muestra interés en el sistema, el equipo de Biobolsa asiste a la granja para evaluar detalladamente el área, esto  “para entender cuántos desechos tienen, cómo son las condiciones del manejo de su granja, cuánta energía consume, cuánto terreno tienen para aplicar el biofertilizante o cuántas hectáreas de siembra se tienen”, explica Eaton.

Biobolsa ofrece a pequeñas y medianas granjas, viviendas de transpatio, centros comunitarios y rastros, 11 tamaños de biodigestores; la elección de cada uno depende de las necesidades de cada sitio donde se planee la implementación.  

Actualmente, la empresa, que forma parte de la segunda generación de Emprendedores Públicos del Tecnológico del Monterrey, tiene presencia en 24 estados de la república mexicana, donde se destacan Puebla, Tlaxcala, Queretáro, Jalisco, Yucatán y Estado de México. Bibolsa también se encuentra en el resto del mundo en Nicaragua, Colombia, Costa Rica, Haití, Honduras, Cuba, Kenia, Senegal e India. 

Hasta hoy, de acuerdo con datos proporcionado por el fundador, son aproximadamente 3,500 los sistemas instalados en nuestro país, en los que se han tratado 4.5 millones de toneladas de desechos.