Washington, Estados Unidos (AFP) La firma estadounidense Blue Origin lanzó exitosamente el tercer vuelo de su cohete reutilizable BE-3, al lograr que el aparato no tripulado aterrizara sin problemas tras ascender cien kilómetros. Así lo dio a conocer el fundador de la compañía aeroespacial, Jeff Bezos.

“Despegue sin problemas del BE-3 y perfecto aterrizaje del booster”, tuiteó el también fundador de Amazon en tiempo real.

El cohete reciclable efectuó su primer vuelo a fines de noviembre, lo que colocó a Blue Origin en ventaja respecto a su rival SpaceX, la primera empresa que había intentado una experiencia de este tipo, aunque sin éxito.

En enero pasado, el segundo lanzamiento también resultó en un vuelo y aterrizaje exitosos.

Anuncio

El lanzador de Blue Origin asciende hasta 100 kilómetros de altura, un nivel considerado como la frontera entre la atmósfera terrestre y el espacio, antes de comenzar un descenso vertical que efectúa cada vez más lentamente, ayudado por paracaídas, hasta llegar a una velocidad de 5 km/h antes de aterrizar en una base ubicada al sur de Texas.

Lograr que los lanzadores puedan utilizarse varias veces, sobre todo los más pesados, es un objetivo prioritario de la industria aeroespacial, fundamentalmente de los operadores de satélites, con el fin de reducir los costos.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!