BMW

Para los Juegos Paralímpicos de este año, que se llevarán a cabo en Río de Janeiro, Brasil, la fabricante de automóviles de lujo BMW utilizará su experiencia en el mercado para diseñar seis sillas de ruedas de competencia que serán utilizadas durante el evento por el equipo estadounidense.

Este modelo largo y bajo de tres ruedas, creado con fibra de carbono, no se parece en nada a una silla tradicional, ya que fue diseñado para “ser una extensión aerodinámica del cuerpo del atleta”, según dijo la compañía en un comunicado.

Es por eso que el equipo de diseño de BMW trabajó de cerca con las personalidades que la utilizarán, como el medallista de oro y seis veces campeón del mundo Josh George, quien ya tuvo la oportunidad de probar la silla de competencia.

“Nos estamos convirtiendo en cyborgs, parte máquina y parte humana. Tienes que ser capaz de interactuar con esa máquina sin interrupciones para poder sacarle el mayor provecho”, dijo George, quien participará por cuarta ocasión en el evento.

De acuerdo con la firma, sus principales preocupaciones fueron la aerodinámica y cómo se adapta la silla al cuerpo del atleta, por lo que cada una de las unidades fue personalizada utilizando el escaneo 3D.

Con ayuda del equipo estadounidense y esta tecnología, la empresa continuará haciendo ajustes y mejoras al aparato durante los próximos meses, con el objetivo de que quede listo el próximo verano, cuando los atletas comenzarán a prepararse para los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!