Buscan importar modelo de ‘salario mínimo’ inglés a México
iStock

En México el salario mínimo es de 73.04 pesos diarios, es decir que parte de la población —más de 7 millones de personas de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)— recibe menos de 2,500 pesos mensuales. ¿Es esta cantidad de dinero suficiente para llevar una vida digna?

De acuerdo con la doctora Laura Valadez del Centro de Investigación en Política Social de la Universidad de Loughborough, en Reino Unido, la respuesta es no. “El sueldo mínimo es algo absurdo y ni siquiera los sueldos medios le permiten a los ciudadanos alcanzar este nivel”, dijo durante la reunión anual del proyecto NOPOOR que se llevó a cabo del 6 al 8 de julio en el Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe.

Es por esta razón que resulta tan importante definir el concepto de vida digna en México y analizar cómo puede convertirse en una realidad para la mayoría de los habitantes del país. Con ese objetivo en la mira, la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey trabaja con la Universidad de Loughborough para replicar la iniciativa inglesa Minimum Income Standard (Nivel Mínimo de Ingresos).

“En Reino Unido, este modelo lleva casi diez años aplicándose”, explicó Valadez, “los resultados de nuestro trabajo sirven como base para establecer el living wage, un salario más alto que el mínimo, porque se reconoce que éste último no corresponde a lo que necesita la gente, sino que responde a negociaciones del gobierno, de las empresas y de los sindicatos, entre otros actores”.

La especialista afirmó que en Inglaterra ya hay más de 1800 empleadores, tanto del sector público como privado, que están implementando este nuevo sueldo. “Es uno de los proyectos más grandes en el país que está teniendo un impacto real”, agregó.

¿Cómo determinar un living wage?

Para establecer el living wage, la iniciativa Minimum Income Standard sigue un esquema de tres pasos: definir qué características componen el concepto de “vida digna”, generar listas de productos o servicios necesarios para alcanzarlo y, finalmente, generar presupuestos con base en esta información.

Esto se logra con ayuda de grupos focales de voluntarios divididos en 107 tipos de hogar diferentes —solteros, parejas, familias sin hijos, familias con hijos de diferentes edades y adultos mayores, por mencionar algunos ejemplos—, así como expertos en temas como nutrición o energía con el fin de considerar los requerimientos adecuados.

En Reino Unido cada uno de los indicadores se replantea anualmente, ya que las necesidades básicas de las personas están en constante cambio. Para ilustrar esto, Laura Valadez mencionó el caso de la tecnología. “Años atrás, cosas como una computadora no eran consideradas como imprescindibles para aceptar un nivel mínimo de vida adecuado. Hoy lo son”, consideró.

Minimum Income Standard en México

En junio pasado, el Tecnológico de Monterrey y la Universidad de Loughborough trajeron un piloto de este modelo a nuestro país concentrándose en Monterrey y en la Ciudad de México, investigación que contó con la colaboración de casi 60 personas con niveles socioeconómicos y ocupaciones variadas, según dijo la doctora Laura Valadez a Tec Review Web.

“Estudiamos el caso de las familias con niños, ya que más del 70% de la población corresponde a este tipo de hogares, y nos concentramos en la sala de estar y el tiempo libre”, detalló.

El primer reto que enfrentaron los investigadores en México fue el de definir el concepto de vida digna, pues “se trata de un país desigual, con niveles altísimos tanto de pobreza como de riqueza. Sin embargo, sí se pudo establecer”, dijo la experta. El resultado es el siguiente:

Una vida digna en México, hoy en día, es tener cubiertas las necesidades básicas como la alimentación, el vestido y la vivienda; así como tener la oportunidad de trabajo, salud, educación y tiempo libre. Es también vivir en un ambiente de seguridad que nos permita estar conectados y ser parte de la sociedad. 

Valadez afirmó que esta descripción es muy parecida a las que se han establecido en Inglaterra, aunque dos elementos llamaron su atención: la importancia del trabajo y de la seguridad, tanto física como económica. “Estos temas surgieron en los grupos sin que nosotros diéramos ningún tipo de indicación o sugerencia”, comentó.

“Para los mexicanos el trabajo es indispensable. En un país como México donde no hay una red de protección social como la europea, no hay un estado de bienestar. Si aquí te quedas sin trabajo no hay nada. Esta es una de las diferencias más importantes”, agregó.

De esta definición se obtuvieron dos listas: una para las necesidades en la sala estar y otra para el tiempo libre. En el primer caso, los participantes lograron un consenso inmediato respecto a elementos como la sala, “necesitas tener en donde sentarte, descansar, convivir con tu familia e, incluso, recibir invitados para sentirte parte de la sociedad”. Sin embargo, hubo discusiones respecto a otros componentes, como el Netflix, que finalmente fue eliminado del catálogo.

“En el tiempo libre se hizo un ejercicio similar. La gente reconoció que es necesario por salud mental, por sentirse conectado con la sociedad, tener relación con la familia, con los amigos y por salud”, explicó Laura Valadez, “este considera, por ejemplo, salir una vez cada quince días al cine y a cenar”.

Tras poner en marcha este piloto en México, la investigadora espera expandir el proyecto a otras ciudades, “más pequeñas y en zonas rurales, en donde pensamos que debe haber diferencias importantes”. Su objetivo es recaudar toda esta información para generar propuestas que permitan replantear la discusión de los sueldos y la insuficiencia para alcanzar el nivel de vida digna en nuestro país.

Si quieres conocer más sobre Minimum Income Standard da click aquí.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre