La era de la digitalización ha transformado prácticamente todo a nuestro alrededor, incluidos los modelos de diversos negocios, los cuales cuentan con cada vez más y mejores herramientas web tanto al interior de los mismos como al exterior, ante sus clientes.

Desde hace algunos años, esta situación obligó a las compañías a poner especial atención en contar con un respaldo de toda su información, sin embargo, hoy enfrentan un nuevo reto: contar con un plan de recuperación ante posibles caídas para garantizar su disponibilidad y, por ende, convertirse en un verdadero negocio Always-On. Así lo dijo Doug Hazelman, Vicepresidente Ejecutivo de Estrategia de la firma Veeam, en entrevista con Tec Review Web.

“Tomemos, por ejemplo, el caso de los bancos”, dijo. “Si sus usuarios no pueden utilizar su servicio en línea es un problema para la compañía porque el cliente no puede hacerle llegar su dinero, no puede mover el que ya tiene en su cuenta y porque, al no lograrlo tras dos o más intentos, la persona buscará irse con otra marca”.

De acuerdo con el Reporte de Disponibilidad 2016 realizado por Veeam —empresa dedicada al desarrollo de software— los periodos de inactividad en los sitios o las aplicaciones de las compañías mexicanas les cuestan alrededor de $15 millones de dólares anuales. “Es un tema de reputación pero, también, de negocios”, afirmó Hazelman.

¿Cómo convertirse en una empresa Always-On?

En pocas palabras, para convertirse en una empresa Always-On, es necesario erradicar el tiempo de inactividad pero, ¿cómo? “Las organizaciones deben contar con sistemas que reduzcan o eliminen completamente su brecha de disponibilidad, es decir, el espacio entre lo que pueden ofrecer los departamentos de Tecnología de la Información (IT) y la demanda de los usuarios”, explicó el Vicepresidente Ejecutivo de Estrategia de Veeam.

El Reporte de Disponibilidad 2016, que tiene base en la opinión de 1,140 responsables sénior de departamentos de TI en 24 países alrededor del mundo, reveló que en México 100% de las empresas concuerdan en que existe una brecha de disponibilidad en sus Centros de Datos que no les permite estar permanentemente activas.

“Cuando te caes es muy estresante”, consideró Doug Hazelman, “por ello, la conversación más importante es entre TI y el negocio, para asegurarse de que todos están en la misma página y saben exactamente lo que deben hacer. Además, se deben poner los sistemas a prueba regularmente, cada semana o cada mes”.

México: lejos del Always-On

En México, el 49% de la carga de trabajo y aplicaciones de las compañías se encuentra en el ambiente virtual, con la expectativa de alcanzar un 67% en los próximos dos años. Sin embargo, en promedio, las organizaciones experimentan 13 caídas al año con una duración de aproximadamente una hora para las herramientas de misión crítica y cinco para las de misión no crítica.

¿Quién es el culpable? El Reporte de Disponibilidad 2016 apunta a que en el 97% de las empresas, la principal causa son problemas imprevistos al descargar parches o actualizaciones. “He ahí la importancia de estar preparados”, destacó Hazelman.

Además de los impactos económicos, las compañías mexicanas manifestaron a Veeam que ha registrado pérdidas en la confianza tanto del cliente como de los empleados, daños a la integridad de la marca, y merma en los proyectos de negocio. Es por ello que 97% de las firmas encuestadas planean cambiar o aumentar su solución de respaldo y recuperación de desastres en los próximos 6 meses.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

Caída

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre