iStock

Contar con una formación musical puede llevar a una persona a procesar mejor el habla en comparación con el resto.

Así lo afirmó un estudio recientemente publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences por un equipo de investigadores de la Universidad McGill de Montreal, Canadá, que agregó que los mecanismos cerebrales que respaldan esta afirmación no estaban claros, hasta ahora.

Con ayuda de la resonancia magnética, los neurólogos Yi Du y Robert Zatorre examinaron las diferencias en la percepción del habla de dos grupos de 15 voluntarios cada uno: el de los profesionales de la música y el de los no profesionales de la música.

Durante el experimento, se identificaron varios sonidos de sílabas con una relación señal/ruido (SNR, es decir, la proporción entre la potencia de la señal que se transmite y la del ruido que la corrompe) que oscilaba entre -12 y 8 decibelios, detalla el texto.

Mientras que los dos grupos reaccionaron prácticamente igual en una condición de ‘ausencia de ruido’, los músicos superaron a los no músicos al identificar correctamente las sílabas en todas las demás SNR, especialmente en las situaciones más ruidosas.

De acuerdo con los expertos, esta habilidad está asociada con una activación mejorada de las regiones auditivas inferior izquierda y frontal derecha del cerebro de los profesionales.

Pero eso no es todo. Un análisis adicional reveló que los patrones neuronales relacionados con los sonidos de los fonemas –la articulación de un sonido vocálico y consonántico–, son distintos en las regiones auditivas y del habla en los músicos, contrario al caso de los no músicos.

Aplicación en trastornos auditivos

Según los investigadores, el entrenamiento musical también puede mejorar la conectividad funcional intrahemisférica e interhemisférica entre las áreas motoras, auditivas y del habla.

“Nuestros hallazgos sugieren que la mejora en la percepción del ruido en los músicos se basa en representaciones fonológicas más finas y una conectividad funcional más fuerte entre las cortezas motoras del habla, auditiva y frontal en ambos hemisferios”, explicaron Du y Zatorre.

Añadieron que estos hallazgos podrían tener implicaciones para el tratamiento de trastornos auditivos, especialmente en los que se desarrollan con el paso del tiempo en los adultos mayores.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIA SINC

¿Cuál fue el género musical más escuchado en 2017?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre