China construye ciudad ecológica para combatir la contaminación

Las plantas y árboles que cubrirán este terreno disminuirán las cantidades de CO2 en la zona y producirán más oxígeno.

China está construyendo la que será la primera ciudad forestal del mundo. Se trata de un desarrollo completamente ecológico cubierto por árboles y plantas que será capaz de absorber el Dióxido de carbono (CO2) presente en el lugar con el objetivo de combatir la contaminación del aire.

Esta ‘ciudad bosque’, diseñada por el arquitecto italiano Stefano Boeri, estará ubicada a las afueras de Liuzhou, en el centro de la región autónoma de Guangxi, y ocupará 175 hectáreas.

Cuando esté terminado, tal terreno será hogar de 30,000 personas, así como de casi un millón de plantas y 40,000 árboles que absorberán casi 10,000 toneladas de CO2 y 57 toneladas de contaminantes, además de que producirán aproximadamente 900 toneladas de oxígeno al año.

Todos edificios en esta ciudad, desde los residenciales hasta aquellos destinados a fungir como escuelas u hospitales, estarán además acondicionados con paneles solares para producir energía y un sistema de energía geotérmica para el aire acondicionado.

En cuanto al transporte público, toda la zona estará conectada por un monorriel eléctrico y, respecto al privado, solo se admitirán coches eléctricos.

Gracias a esta combinación ecológica, la ciudad ayudará a disminuir la temperatura y a mejorar la calidad del aire, no sólo del que respiran sus habitantes, sino también del que cubre el resto de la región. De acuerdo con el sitio web de Boeri, la ‘ciudad bosque’ estará lista para 2020 y se espera que sea “la primera de muchas”.