China da ‘salto cuántico’ en comunicaciones

El nuevo satélite chino permitirá tener un sistema de información a prueba de ataques cibernético.

sattelite cuantico chino
Agencia Xinhua

Beijing, 16 Ago (Notimex).- China lanzó el primer satélite de comunicación cuántica del mundo, que permitirá enlaces codificados indescifrables gracias a una tecnología que volverá pequeñas a las actuales supercomputadoras.

La revolución cuántica se advierte en que un cálculo que a la supercomputadora china Tianhe-2, la más rápida del mundo a mediados de 2015, le tomaría 100 años, una computadora cuántica lo efectuaría en una centésima de segundo.

Paradójicamente, se alerta que esa capacidad podría permitir que todos los sistemas de encriptación que existen a la fecha, fueran descifrados por una computadora cuántica, explicó un despacho de la agencia Xinhua.

Agencia Xinhua
Agencia Xinhua

Otro ejemplo explicativo es que la computación cuántica puede leer los libros de una biblioteca al mismo tiempo, mientras en el actual proceso de datos se leerían uno detrás del otro.

Todo lo anterior es posible por los fenómenos físicos que se registran a escala subatómica, en donde las partículas actúan como si estuviera simultáneamente en dos sitios, lo que es conocido como superposición.

La física cuántica no es nueva. Albert Einstein describió en 1948 uno de sus fenómenos al cual llamó “acción fantasmagórica a distancia”.

Cuando dos partículas subatómicas entrelazadas son separadas, una de ellas puede afectar a la otra sin importar la separación y a una velocidad superior a la de la luz.

Es como escribir en una hoja de papel y que lo escrito apareciera de inmediato en la hoja que antes estaba unida con la primera, describen los científicos chinos.

Ese fenómeno de entrelazamiento cuántico es el que se utiliza en las comunicaciones cuánticas y la que asegura la imposibilidad de intervenirlas.

Agencia Xinhua
Agencia Xinhua

El primer satélite cuántico del mundo elaborado por científicos chinos partió a su órbita alrededor de la Tierra en un cohete Gran Marcha 2D desde el centro de lanzamiento de Jiuquan, en el noroeste desierto de Gobi a primera hora de este martes.

El satélite fue bautizado Mozi, en recuerdo del filósofo y científico chino que vivió hace dos mil 500 años y que es considerado el primero en haber realizado experimentos de óptica.

Mozi, también denominado Experimentos Cuánticos a Escala Espacial (QUESS, por sus siglas en inglés) pesa 600 kilogramos y dará una vuelta al planeta cada 90 minutos.

Tiene por delante una misión de dos años de duración en la que establecerá comunicaciones cuánticas a prueba de ataques cibernéticos, además de adentrarse en experimentos sobre el entrelazamiento cuántico.