China evapora el récord alemán de fusión nuclear

El reactor EAST mantuvo girando una nube de plasma durante 102 segundos.

Institute of Plasma Physics/Chinese Academy of Sciences

Tras más de 9 años de trabajos de investigación y construcción, el 3 de febrero pasado, científicos de Greifswald, Alemania, probaron con éxito el stellarator Wendelstein 7-X, el cual logró crear su primera nube de plasma de hidrógeno de 80 millones de grados Celsius durante una cuarto de segundo, antes de volverse a enfriar.

Este experimento impuso un récord en la generación de energía por fusión nuclear, una marca que China no tardó en superar.  

El reactor asiático Experimental Advanced Superconducting Tokamak (EAST), produjo apenas dos días después su propia nube, la cual alcanzó 30 millones de grados Celsius menos que el aparato europeo. Sin embargo, fue capaz de mantenerlo girando durante 102 segundos.

¿Cómo funcionan?

Lo que buscan ambos equipos de expertos es producir plasma, un gas tan caliente que imita las condiciones que se dan al interior del Sol.

Para ello se debe inyectar una pequeña cantidad de hidrógeno en un dispositivo especial con forma de dona, el cual permite unir varios átomos capaces de generar temperaturas extremadamente elevadas, equivalentes a más de 6,000 hornos de microondas.

Tanto la máquina china como la alemana son experimentales, es decir, aún no están diseñadas para producir energía a gran escala. Para lo que sí funcionan es para probar nuevas tecnologías que permitan dominar la fusión.

Este proceso permitirá, en el futuro, generar energía limpia a bajo costo, ya que su combustible es abundante y no deja residuos radiactivos como lo hacen los materiales de la fisión, por ejemplo, el uranio o el plutonio.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!