Xinhua

(Notimex) El programa espacial chino lanzó este 6 de abril al espacio un satélite llamado SJ-10, el cual tiene la peculiaridad de ser recuperable, es decir, está programado para regresar a la Tierra.

Un cohete Larga Marcha 2-D despegó durante las primeras horas de este miércoles del centro de lanzamientos espaciales de Jiuquan, al norte de China, con el aparato de investigación científica.

El estudio de las primeras etapas en el desarrollo de embriones de ratones destaca entre la serie de experimentos que se realizarán a bordo de este dispositivo, entre un total de  19 estudios que surgieron de 200 proyectos presentados, de acuerdo con la agencia Xinhua.

Las pruebas se encuadran en la física de fluidos y combustión en microgravedad, materiales espaciales, efectos de radiación y tecnología bioespacial.

Anuncio

El que se refiere al desarrollo de embriones de ratones fue diseñado para arrojar luz sobre la reproducción humana en el espacio.

Además, otra investigación indagará los efectos de la radiación en la estabilidad genética de células de mosca de la fruta y ratas.

Un estudio más analizará la combustión de carbón y formación de contaminación en condiciones de microgravedad, a fin de mejorar el conocimiento sobre eficiencia energética y baja en las emisiones.

Hu Wenrui, jefe de la misión científica del SJ-10 destacó que todos los experimentos que se llevarán a la práctica nunca antes han sido realizados en China, ni en el extranjero.

Agregó que el SJ-10 es el segundo satélite científico de un total de cuatro que su país tiene previsto lanzar hasta ahora, y es el único de ellos que regresará a nuestro planeta.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!