China vigilará la reducción de gases de efecto invernadero
Chinatopix

(AFP) China lanzó este 21 de diciembre su primer satélite de observación de emisiones de dióxido de carbono. Así lo dio a conocer la agencia China Nueva, al precisar que el dispositivo permitirá verificar si los países cumplen sus compromisos de reducción de gases de efecto invernadero (GEI) o no.

Este país asiático, primer emisor mundial de GEI, se convirtió así en el tercer país en disponer de este tipo de aparatos, después de Estados Unidos y Japón.

El satélite, llamado TanSat, fue puesto en órbita por un cohete Larga Marcha lanzado desde el centro espacial de Jiuquan ubicado en el desierto de Gobi, al norte de China. “Este puede detectar las fuentes de gas de efecto invernadero para determinar si los países cumplen sus compromisos”, explicó China Nueva.

“TanSat dará una voz más poderosa a China en materia de cambio climático, de reducción del CO2 y en las negociaciones sobre el derecho a contaminar”, agregó la agencia de prensa.

El anuncio de este lanzamiento se produce en momentos en que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, cuestiona los esfuerzos internacionales para combatir el cambio climático. China y Estados Unidos, los dos principales contaminantes del planeta, anunciaron en septiembre la ratificación del acuerdo sobre el clima, que prevé limitar a 2ºC el calentamiento global.

El lanzamiento de TanSat también se dio justo mientras la capital del país asiático, Beijing, levantó una alerta roja decretada el 16 de diciembre debido a un episodio de contaminación que afectó  principalmente a las grandes ciudades del norte y a un tercio de la población.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!