Zmart

Con solo 28 años de edad, Christian Sandoval ya es un emprendedor consolidado, gracias a la compañía de comercio electrónico que fundó en 2010: Zmart. Te invitamos a conocer su startup y su historia de éxito.

La primera gran venta

Christian nació en Los Reyes, “una pequeña ciudad de Michoacán en la que hay muy poca tecnología”, recordó en entrevista con Tec Review Web.

Cuando tenía 8 años, su abuelo compró una computadora, la primera con la que el creador de Zmart tuvo contacto. “Algo despertó en mí, desde entonces me llamó mucho la atención”, comentó.

Más adelante, en su adolescencia, Sandoval se convirtió en un “adicto a los manuales y tutoriales de programación”, hasta que a los 15 años, con una formación “totalmente autodidacta” vendió su primer software.

“Obviamente no tenía mucha experiencia”, reconoció, “sin embargo, esa venta me ayudó a entender mejor cómo funciona la administración de una empresa, que es para lo que funcionaba el programa que hice, para organizar esa parte”.

El nacimiento de una gran idea

Ya en sus veintes, este emprendedor empezó a trabajar en una compañía dedicada a la distribución de celulares, primero como asistente de desarrollo, después como director en la misma área. Pero Christian Sandoval quería llegar aún más lejos.

“Me pregunte: ¿qué puedo hacer para ganar más?”, explicó, “entonces, vi una oportunidad importante en el mercado de las telecomunicaciones al trabajar ahí. Me di cuenta de la deficiencia que existía en la comercialización de productos electrónicos o los prepagos, que apenas empezaban”.

Fue así que nació Zmart, con una plataforma que permite a cualquier establecimiento o persona vender tiempo aire, paquetes de datos, productos pronósticos, entre otros.

“Todo esto lo puedes hacer desde computadora, así como desde cualquier celular Android, iOS o Windows Phone. Incluso puedes hacerlo desde Facebook”, aseguró.

E-commerce “a la mexicana”

“El éxito de Zmart no sólo se debe al desarrollo tecnológico, sino al modelo comercial que implementamos”, afirmó su fundador, “nadie más maneja un modelo así. Creo que encaja muy bien a nivel cultural en México”.

De acuerdo con Christian, muchas compañías se esfuerzan diariamente por promover el comercio electrónico en nuestro país. “Sin embargo, sólo han logrado que el 1% de las transacciones se den en este formato”, dijo, “el otro 99% aún prefiere hacer compras persona a persona, o face to face”.

Es por ello que Zmart se enfoca en el comercio uno a uno. “Veo el tema cultural, es muy difícil romper ese paradigma. Aquí, las relaciones humanas son más importantes”, consideró al comparar a México con otros lugares del mundo “como Estados Unidos o Europa”, en donde “quizás están más acostumbrados a la comodidad”.

Así, su startup consiste en una suerte de híbrido que aprovecha “todas las ventajas del e-commerce vendiendo face to face”.

MaxSaldo

Zmart cuenta actualmente con 30 mil puntos de venta y espera cerrar el año con 200 mil, así como con una facturación de más de 1,700 millones de pesos. Para lograrlo, Christian Sandoval y su equipo crearon MaxSaldo, “en donde pensamos vender productos de internet sin internet”.

Este nuevo servicio concentra todo en lo que este emprendedor ha estado trabajando, “— clientes, tecnología— y lo encapsula en una marca muy clara”.

Según Sandoval, esta firma se llama así “porque es un prepago”. “La gente que va a vender paga lo que va a vender”, explicó, “ese saldo lo puede convertir en cualquier cosa”. Esto incluye pines para Facebook, Xbox o PlayStation, por ejemplo.

Los puntos de venta ganan aproximadamente 6% en cada transacción, puede variar dependiendo del producto.

“Y lo que le decimos a la gente es: invita a alguien a vender con nosotros y te pagamos el 10% de comisiones de todo lo que él gane de por vida”, agregó el startupero.

Si quieres conocer más sobre Zmart y MaxSaldo da click aquí.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre