AFP

(AFP) – Científicos encontraron en Estados Unidos los restos de un extraño delfín de aproximadamente 30 millones de años de antigüedad, minúsculo, sin dientes y con bigotes.

El curioso mamífero, bautizado Inermorostrum xenops, fue descubierto por un submarinista en el río Wando, en Carolina del Sur. El animal representa un antiguo miembro de la familia de los odontocetos, que comprende actualmente los cachalotes, las orcas, los delfines y los narvales.

Lee: Resultan delfines cautivos más sanos que los silvestres

Este delfín arcaico era “increíblemente minúsculo”, entre 1.2 y 1.5 metros, así lo reveló el estudio publicado este miércoles 23 de agosto en la revista británica Proceedings of the Royal Society B.

Su hocico “extremadamente corto”, “estaba falto de dientes” y probablemente dotado de largos labios y bigotes.

Por si no lo viste: Descubren pájaro congelado después de 4,200 años

Estas características son excepcionales para un miembro de la extinta familia de los Xenorophidaes, integrada principalmente por cetáceos de “mayor tamaño, con un hocico al menos tres veces más largo y una dentadura con al menos 11 dientes en la mandíbula superior”, según el equipo de investigadores del College of Charleston a cargo del estudio.

La falta de dientes hace suponer que el delfín se alimentaba únicamente aspirando, -como lo hace actualmente la morsa- , ingiriendo peces, calamares u otros invertebrados de cuerpo blando.

También puedes leer: Descubren proteínas en hueso de dinosaurio

Curiosamente, solo cuatro millones de años antes, los odontocetos ya existían pero tenían dientes, lo cual prueba hasta qué punto una especie puede evolucionar rápidamente, según los investigadores.