Por: Jansel Jiménez Bulle

Una verdura de hojas verdes es transformada en miocardio. De esto trata la proeza de un grupo de científicos dirigido por Glenn R. Gaudette, investigador en Ingeniería Biomédica del Instituto Politécnico de Worcester, en Massachusetts, Estados Unidos.

El trabajo consistió en extraer células de una espinaca y sustituirlas por células humanas de corazón, y después recrear en la estructura del vegetal un sistema cardiovascular.

Anuncio

Puedes leer: Crean bioimpresora 3D que imprime piel humana

Los resultados fueron publicados en Biomaterials, en un artículo en que se afirma haber demostrado “el potencial de las plantas descelularizadas como andamios para la ingeniería de tejidos, lo cual finalmente podría proporcionar una tecnología verde, rentable para regenerar masa de tejido vascularizado de gran volumen”.

La meta, en el futuro, es obtener órganos completos por medio de cultivo en plantas y utilizarlos en trasplantes.

Te interesa: Así funciona la impresora 3D capaz de fabricar tejidos

Así fue el proceso.