iStock

Las podemos observar en centros comerciales, hoteles, tiendas, corporativos, cines, almacenes e instalaciones de transporte público. Nos evitan la fatiga, pues sin hacer esfuerzo en nuestros pies, éstas nos suben o nos bajan. Sí, se trata de las escaleras eléctricas.

El uso de esta tecnología puede ser, para algunos, una acción monótona en la vida cotidiana;  para otros, tal vez toda una novedad. Te contamos algunos datos sobre las escaleras mecánicas.

Una nueva idea de desplazamiento

El norteamericano e ingeniero Jesse Wilford Reno tuvo la idea de crear una escalera móvil desde que tenía 16 años de edad, pero fue hasta 1891 cuando presentó su primer solicitud para patentar su novedoso método de desplazamiento, la patente la obtuvo 15 meses después.

Anuncio

Sin escalones

La tecnología fue instalada en septiembre de 1895, en Coney Island, Brooklyn, Nueva York, la cual era una atracción divertida para las personas. La máquina estaba inclinada en 25 grados y no tenía escalones, era sólo una cinta que transportaba a la gente.

Evolución

En la historia de este invento hay otras aportaciones que ayudaron a crear las escaleras eléctricas que hoy en día conocemos. George H. Wheeler patentó otro modelo de escalera móvil. En 1898 fue Charles D. Seeberger quien compró esa patente y junto a Otis Elevator Company crearon las primeras escaleras mecánicas.

Las primeras en CDMX

Cerca del Centro Histórico de la Ciudad de México, en la esquina de la calle Venustiano Carranza y la Av. 20 de Noviembre, se encuentra el edificio donde fueron instaladas las primeras escaleras eléctricas de la metrópoli, en el año de 1936.

El caso en Tlaxcala

El 4 de abril de este año, se anunció la inauguración de las primeras escaleras mecánicas en el estado de Tlaxcala; el lugar donde se colocaron fue en una tienda departamental. Usuarios en redes sociales se impactaron ante la noticia y, por ende, la novedad se hizo viral. 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!