Xinhua

(Notimex) Los coches autónomos con tecnología para ser conducidos a través de computadoras y la seguridad de ir en una dirección específica, tardarán unas tres o cuatro décadas en ser objeto comercial, dijo el mexicano Raúl Rojas, uno de sus precursores.

El profesor en matemáticas y robótica de la Universidad Libre de Berlín participó en la conferencia “Young Movers Madrid 2016”, que convoca a jóvenes de diferentes países del mundo que trabajan en mudanzas y transportes, explicó que el desarrollo de estas tecnologías llegará antes a espacios cerrados en que se puede controlar mejor su manejo.

Raúl Rojas, que nació en la Ciudad de México en 1955, comentó que será en lugares como fábricas, puertos y aeropuertos en los que empiecen a verse estos coches, y en segundo lugar estará el transporte en carreteras, incluso ello a partir de la próxima década.

Además de ser catedrático, es promotor del proyecto “AutoNOMOS” de vehículos con control independiente a un conductor, el cual tiene licencia en Alemania, y el que en 2015 lo hizo recorrer dos mil 400 kilómetros desde Nogales, Sonora, en la frontera con Estados Unidos, hasta la Ciudad de México.

“Demostramos que un automóvil operado por computadoras podía cruzar carreteras hasta llegar a la Ciudad de México, y seguimos trabajando en la tecnología y hay cosas que se pueden hacer en el futuro”, explicó.

De acuerdo con Rojas,  la dificultad en la utilización de esta tecnología en ciudades aún tardará décadas por el control que implica su circulación junto con los peatones y la misma movilidad urbana.

“Este tipo de transporte se puede hacer ahora con contenedores, se da en puertos, como ya lo está en el de Hamburgo, seguirá en aeropuertos para transportar pasajeros allí mismo, o mediante un carril protegido podría hacer un trayecto fijo al centro de la ciudad”, dijo.

En el caso de la logística de mudanza, materia del evento al que asiste del 5 al 7 de mayo, consideró que el problema está en la organización de la mudanza y ordenar el contenedor, y no en la movilización del transporte sí.

En términos generales los obstáculos están en la falta de legislación, y en el papel de las aseguradoras en caso de accidentes, por lo que hasta que no se concreten estas normas, no se agilizará la venta de estos autos a particulares.

Sin embargo, el mexicano residente en Alemania confía en que se avance en esto debido a los proyectos de ciudades inteligentes y el desarrollo de estas tecnologías para sectores industriales,  que mueven a algunas autoridades en determinados países a comenzar a actuar.

“Se trata de proyectos que incluyen la llamada movilidad inteligente, busca evitar embotellamientos en las calles, y de momento puede funcionar bien donde las redes de transporte público funcionan de forma integral, como en algunas ciudades europeas”, dijo.

Rojas explicó que la autonomía que tienen estos vehículos facilitará el transporte a muchas personas, podría reducir el tiempo en algunos desplazamientos y mejoraría el transporte colectivo.

Respecto a su proyecto, el catedrático expuso que este trabaja en la construcción de un vehículo con sensores más pequeños, integrados en la carrocería y cuyos sistemas de computación no están a la vista.

Agregó que una vez construida la nueva unidad se realizarán las pruebas y se buscará hacer en 2017 un recorrido de más kilómetros a los realizados en 2015 en México.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre