Cohete de SpaceX explota al intentar aterrizar

La nave partió con éxito pero falló al descender en una plataforma flotante.

SpaceX

El cohete Falcon 9 de la empresa norteamericana SpaceX, fundada por Elon Musk, despegó el domingo 17 de enero de una base aérea ubicada en el sur de California junto con el satélite Jason 3, diseñado para medir la elevación de los océanos.

Sin embargo, al intentar —una vez más— que la nave aterrizara sobre una plataforma en el Océano Atlántico, una de las cuatro patas del cohete falló, lo que hizo que cayera hacia un lado poco después de tomar tierra.

SpaceX
SpaceX

El problema apunta a la densa niebla que había en la zona de descenso, ya que se condensó en los mecanismos de anclaje de uno de los pies del aparato y se heló, lo que evitó que funcionara correctamente, de acuerdo con la compañía.

Este fue el cuarto intento de SpaceX de posar el dispositivo sobre una barcaza en el mar.

“Bueno ¡al menos los pedazos fueron más grandes esta vez!”, escribió Elon Musk, actual director ejecutivo de la empresa californiana, en su cuenta de Twitter.

El satélite Jason 3 es fruto de la cooperación entre el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES), de la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT), la NASA y la Agencia estadounidense Oceánica y Atmosférica (NOAA).
¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!