Combatir tumores y lesiones cerebrales con implantes transparentes

Científicos mexicanos y de EU participan en proyecto “Ventanas al cerebro”

Getty Images

(Notimex) Científicos mexicanos y estadounidenses participan en el proyecto “Ventanas al cerebro”, cuyo objetivo es desarrollar un implante transparente que permita monitorear y curar de manera no invasiva tumores y otro tipo de lesiones cerebrales.

En los trabajos de investigación en terapia fotodinámica, monitoreo del fluido sanguíneo con luz láser y pinzas ópticas, intervienen la Universidad de California en Riverside, el INAOE, el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California (CICESE) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Dicho proyecto es financiado por la National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos; y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“Este tipo de material revolucionará los tratamientos, ya que la cerámica en uso es robusta y transparente”, dijo el doctor Rubén Ramos García, investigador líder por parte del INAOE.

Ambas características, explicó, permitirán el acceso visual al tejido cerebral, convirtiéndolo en una excelente plataforma en el uso de la biomedicina, tanto de diagnóstico como de tratamiento.

La participación del INAOE se centra en tres áreas: la terapia fotodinámica (PDT, por sus siglas en inglés), de la cual se encarga la doctora Teresita Spezzia; la medición del flujo sanguíneo, a cargo del doctor Julio César Ramírez San Juan, y pinzas ópticas, con el apoyo dos estudiantes de doctorado, Susana Torres Hurtado y Julián Ramírez Ramírez.

Para evaluar la eficacia de la terapia fotodinámica, hay que medir el cambio en flujo sanguíneo del área tratada, ya que generalmente cuando hay un tumor se presenta una sobrevasculización y PDT afecta tanto a las células radiadas como a los vasos sanguíneos, dijo.

En cuanto a pinzas ópticas, básicamente se encargan de evaluar cómo una célula que ha sido expuesta a terapia fotodinámica, resulta afectada por PDT.

Teresita Spezzia Mazzocco y su equipo trabajan con hongos dermatofitos que causan problemas de piel, uñas y cabello.

Introducen un colorante inocuo dentro de una célula y lo irradian con luz a una longitud de onda específica durante un tiempo determinado.

De esta forma, el colorante alcanza tal grado de excitación que reaccionan con los oxígenos que se encuentran dentro de la célula y estos se transforman en agentes altamente reactivos como oxígeno molecular singlete, peróxidos u superóxidos entre otros.

“El PDT se ha aplicado ya en algunos tipos de cáncer, tratamientos de acné y algunas enfermedades de piel; aunque hay mucho por estudiar sobre los detalles moleculares de activación de la apoptosis o necrosis activados por PDT”, abundó.

Spezzia Mazzocco dijo, en un comunicado, que sin embargo, la terapia fotodinámica es ya una alternativa para tratamientos de cáncer de piel, boca, esófago, cérvico-uterino próstata y pulmón, así como de infecciones microbianas resistentes a antibióticos”.

Por su parte, Julio César Ramírez San Juan, encargado de la medición del flujo sanguíneo, dijo que “básicamente la idea es iluminar con luz láser la zona donde queremos medir el flujo sanguíneo, tomamos una secuencia de fotos y, a partir del análisis estadístico de estas fotos, hacemos mapas de flujo sanguíneo”.

Añadió que esta técnica permite también medir la oxigenación de la sangre en el cerebro.

El proyecto “Ventanas al cerebro” tendrá una duración de cinco años, y en él participan también los doctores Guillermo Aguilar (líder del grupo binacional), Javier Garay, Lorenzo Mangolini, Masaru Rao, Huinan Liu y David Binder, de la Universidad de California Riverside; Santiago Camacho, del CICESE, y Juan Hernández Cordero, del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!