EGADE Business School

Para la doctora María de Lourdes Dieck Assad, directora de la EGADE Business School del Tec de Monterrey, hace cuarenta años no existían las condiciones ni las oportunidades para que las mujeres mexicanas asumieran un alto puesto o una dirección. Panorama que poco a poco se ha revertido, ya que según proyecciones de la consultoría Mercer, en 2020 el 44% de los altos cargos estarán ocupados por mujeres.

Durante su participación en el encuentro de The Committee of 200 (C200) en el campus Santa Fe, Dieck Assad destacó el progreso que está experimentando México en la agenda de género. “La Cámara de Diputados de México es la séptima en el mundo con más representantes mujeres y el número de alcaldesas se ha duplicado”.

Por ejemplo, en el CONACYT, 35% de los miembros son mujeres, “necesitamos más mujeres en los consejos, más CEO, tenemos que dar cuenta que las mujeres tienen un gran potencial y no hay que desaprovecharlo”, aclaró.

Desctacó que el Tec de Monterrey y el país tiene el desafío en América Latina para mantener el impulso que la mujeres necesitan, pero que no sólo recaé en ellas sino en toda la sociedad.

Anuncio

“El compromiso de la EGADE y el C200 es reunirnos con jóvenes estudiantes y profesores para hablar de sus nuestras experiencias como empresarias, de los retos que sortearon, de los momentos duros, de cómo enfrentar la debilidad y cómo transformarse en un verdadero líder”, dijo en entrevista con Tec Review.

Ante un grupo de empresarias del grupo C200 que visitaron el campus Santa Fe, la decana de la EGADE enlistó algunas de las características de la emprendedoras mexicanas y habló de los obstáculos que aún enfrentan en el país.

Autoconfianza, la clave del éxito

Uno de los grandes obstáculos a los que las mujeres de hoy se enfrentan es la falta de confianza en sus ideas y proyectos, explicó María de Lourdes Dieck. “El peor fracaso es caerte y no levantarte”.

Dijo que la visita y encuentros como el del C200 entre la comunidad fomenta la cooperación y la autoconfianza, ya que al conocer sus historias de éxito permite que las estudiantes y emprendedoras se sientan identificadas en sus problemas y en la forman de enfrentar los obstáculos.

Fondos de inversion, más y mayor capital

Para María de Lourdes Dieck una mujer líder, “no se deja vencer y tiene que demostrar que nada ni nadie puede hacerla sentir menos”, explicó que una delas problemáticas y obstáculos en México son la falta de fondos de inversión, ligados a la desconfianza por el simple hecho de ser mujer.

“Aún hay piedras en el camino. Hace tiempo conocí la historia dos chicas con una excelente idea y que para echar a andar su proyecto se lanzaron a buscar capital. Sin embargo, cuando llegaron ante el inversionista, el simplemente les dijo, no. El argumento fue, no invierto en mujeres porque al rato te casas, te embarazas y dejas todo rodando”, cuenta.

Confianza de la sociedad

La directora de la EGADE Business School considera que es indispensable confiar en las capacidades y competencias femeninas, y para lograrlo se necesita abrir espacios que les permita mostrar su potencial, explicó que “un estudio publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) demostró que aquellas empresas que tienen al menos 30% del personal femenino en los puestos directivos, son 5% más rentables que no los tiene”.

“Hace cuarenta años las mujeres no tenían oportunidades ni posibilidades, hoy afortunadamente cada vez más mujeres estudian posgrados y maestrías. No es posible que como país veamos que tenemos una gran riqiueza y que no estemos aprovechando al máximo”, dijo.

Tan sólo “en México el 50% del talento que se está formando profesionalmente es femenino y tenemos que educarnos como sociedad para transformar los elementos que limitan el desarrollo de la mujeres a los niveles de responsabilidad”, reconoció María de Lourdes Dieck.