Con estos robots ya no cerrarán calles para hacer obras

La Universidad de Leeds desarrollará tres tipos de robots para apoyar al ayuntamiento; el objetivo es crear ciudades que se autoreparen.

shutterstock

¿Cuántas horas pierdes en el tránsito de la ciudad durante obras de mantenimiento? Eso podría ser cosa del pasado si el experimento de la Universidad de Leeds tiene éxito.

Un equipo de investigadores recibieron fondos por 4.2 millones de libras esterlinas (casi siete millones de pesos) para diseñar tres tipos de robots capaces de reparar tuberías, calles y alumbrado con el menor impacto ambiental y sin problema para los ciudadanos.

“Queremos que Leeds sea la primera ciudad en provocar cero disrupción con los trabajos de reparación”, dijo el profesor de la Escuela de Ingeniería Civil, Phil Purnell, encargado de dirigir el proyecto. “Podemos tener infraestructura que reciba mantenimiento de robos y evitar las molestias que ocasionan las excavaciones”.

La intención es fabricar tres tipos de robots: “drones de percha”, que se encargarán de reparar el alumbrado público; “drones de parcheo”, capaces de identificar, evaluar, reparar y prevenir baches en la calle; y los drones que patrullarán de forma indefinida por las tuberías para hacer inspección, medición, reparación y reportes de su estado.

El director de la National Facility for Innovative Robotic Systems de la Universidad, Rob Richardson dijo que la detección temprana de fallas y su reparación inteligente será clave: “Nuestros robots llevarán a cabo reparaciones con precisión y evitarán la necesidad de grandes vehículos de construcción en las calles de la ciudad”.

El proyecto también medirá el impacto de esta tecnología en los aspectos sociales, ambientales, políticos y económicos de la ciudad. En el equipo también participan investigadores de otras universidades como Birmingham, Southampton y UCL.