Scott Kelly

Esta zinnia naranja no es una flor más. Se trata de la primera que nace en el espacio, de acuerdo con el astronauta de la NASA Scott Kelly, quien compartió el acontecimiento vía Twitter.

Lograr este resultado no fue fácil. Miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI) plantaron estas semillas el año pasado y, apenas dos semanas más tarde, estuvieron a punto de morir, según otro Tweet de Kelly.

Fue entonces que el equipo de expertos se dio a la tarea de encontrar las condiciones ambientales de la estación que estaban interfiriendo con el crecimiento de estos cultivos. Así se dieron cuenta de que la alta humedad y el flujo de aire limitado dificultaban su desarrollo. Además, los contenedores de semillas perdían agua.

Anuncio

Todas estas circunstancias provocaron que las hojas se doblaran y curvearan de forma anormal. Por ello, Kelly decidió hacerse responsable de las zinnias a partir de entonces.

Casi todas murieron, excepto una, que finalmente floreció el sábado 16 de enero.

A mediados del año pasado los astronautas de la EEI lograron cosechar lechugas que después se comieron en una ensalada y, de acuerdo con la NASA, los experimentos con otras verduras y flores continúan.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!