ILUSTRACIÓN: Anuhar Namur

Investigar es fascinante. Conocer y entender nuestro universo, los seres que lo componen, los fenómenos que ocurren y las leyes que los rigen es sorprendente. Sin embargo, no siempre es fácil explicar o comprender temas tan complejos como la física de partículas elementales, la naturaleza de la materia oscura, la relatividad general o la astrofísica de neutrinos. ¿Cómo podemos interesar a la gente en estos conocimientos? El físico teórico Lawrence Krauss se inspiró en la serie Star Trek para lograrlo.

Lawrence Krauss creció inspirado por grandes personajes de la historia de la ciencia. Galileo Galilei, Albert Einstein y George Gamow son sus héroes. A los diez años, este neoyorquino prefería leer los trabajos de sus ídolos. Inspirado por ellos, supo que quería convertirse en científico.

Puedes leer: Mexicano le da un nuevo sentido a la divulgación desde la NASA

Hoy, es doctor en Física Teórica por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y director del Proyecto Orígenes en la Universidad Estatal de Arizona. Trabaja en áreas tan complejas como la física de partículas elementales y la cosmología. Entre sus objetos de estudio están el universo temprano, la relatividad general, la astrofísica de neutrinos y la naturaleza de la materia oscura.

Los libros de los grandes científicos también infunden a Krauss su amor por la escritura, principalmente para el público en general, ya que espera contagiar a otros, a través de los mismos, su entusiasmo por conocer y entender las maravillas del universo, así como sus ídolos lo contagian a él.

Así, Krauss no sólo escribe para especialistas, sino para cualquiera, ya que considera que las ideas relacionadas con las ciencias están entre las más fascinantes que el ser humano ha generado, por lo que piensa que todos debemos compartirlas, así como lo hacemos con la música, la literatura o el arte. En ese sentido, procura que sus textos sean atractivos y entretenidos. Esta filosofía dio vida a títulos como La física de Star Trek, Más allá de Star Trek, Miedo a la física, La quinta esencia y su galardonado Historia de un átomo: una odisea desde el Big Bang hasta la vida en la Tierra.

A bordo de la USS Enterprise

“Fascinante” es una de las palabras que más utiliza Lawrence Krauss cuando habla de ciencia, así como una de las preferidas del vulcano Spock en la serie de televisión Star Trek y esto no es casualidad. Siempre ha estado interesado en acercar la ciencia a la gente y quitarle el miedo de aprender sobre sus complejos objetos de estudio. En la década de los 90, encontró la “fórmula secreta” para lograrlo.

Durante una reunión con su editor, Krauss bromeaba sobre escribir un libro sobre Star Trek. Sin embargo, ese mismo día, mientras se trasladaba a su casa desde la Universidad de Yale, en donde impartía clases, pensaba que tal vez no era una idea tan descabellada y que, incluso, podía tener gran éxito ya que, desde los 60, el programa tenía una importante cantidad de seguidores en el mundo.

Pero el inicio no era sencillo. El primer problema al que se enfrentaba era el de convertirse en experto en Star Trek para comunicar lo que quería a través de sus personajes, objetos y escenarios. Así que pasó varias noches en vela viendo todos los episodios posibles. El segundo reto era escribir un libro realmente entretenido.

En ese momento comenzó a investigar sobre la viabilidad de la ciencia de Star Trek, desde la teletransportación hasta la velocidad warp. También analizó situaciones con las que la tripulación de la USS Enterprise se enfrentaba durante su misión “para explorar nuevos y extraños mundos, buscar nueva vida y nuevas civilizaciones, y para ir a donde nadie ha llegado antes”, como viajar en el tiempo o hallar seres hechos de energía.

Te interesa: Deborah Berebichez, la mexicana que une la belleza con la ciencia

The Physics of Star Trek (La Física de Star Trek) fue publicado en 1995 y se convirtió en un best seller nacional. Para 1998 ya estaba disponible en 13 idiomas y servía de base para una producción de televisión de la BBC.

Este divulgador muestra, desde entonces, que es un científico “cool”. Incluso, ha visitado el set de la serie The Big Bang Theory y mantiene relación con sus escritores, quienes colocan algunos de sus libros en el apartamento de Sheldon Cooper y Leonard Hofstadter.

Krauss dice que la cultura pop inspira a la gente a pensar e indagar. Pero cree que hay mucho por hacer ante retos tan grandes como el antagonismo entre los investigadores y la actual administración estadounidense.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre