iStock

México ocupa el décimo lugar a nivel mundial en cuanto a gastos en salud relacionados con diabetes, revelan datos del Instituto Nacional de Salud Pública y de su Centro de Investigación en Nutrición y Salud.

Entre los 10 países del mundo con mayor prevalencia de diabéticos, los costos de atención médica representan entre 10 y 15 por ciento del presupuesto total de salud pública, destaca en un comunicado el Consejo Latinoamericano de Información Alimentaria (CLIA).

Lee: ¿Por qué la OMS quiere que los refrescos sean más caros?

El texto subraya que si se toman en cuenta los efectos indirectos como ausentismo laboral, discapacidad y muerte prematura, el porcentaje se incrementa hasta 60 por ciento.

Anuncio

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, el CLIA indica que para evitar decisiones equivocadas es importante que las personas tengan información adecuada sobre los temas relacionados con la enfermedad (seguridad alimentaria, nutrición, hábitos saludables, genética).

Según el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), los costos sociales de la diabetes asociada al sobrepeso y la obesidad en el país ascienden a más de 85,000 millones de pesos al año.

Te puede interesar: Fumadores y diabéticos, con más riesgo de pérdida auditiva

Datos de la Federación Internacional de Diabetes (IDF por sus siglas en inglés) presentados en 2013 revela que región de Norteamérica y el Caribe fue donde se gastó más presupuesto de salud gracias a este padecimiento, pues se invirtieron 263 mil millones de dólares en éste. La IDF detalla también que el 12% del gasto mundial en salud se destina a la diabetes.

El factor alimentación

Para que una persona desarrolle diabetes influyen factores como el consumo alimenticio, sobre todo si esto lleva sobrepeso y obesidad, hábitos de actividad física o predisposición genética, ejemplifica el documento.

El CLIA detalla que hay dos principales clases de diabetes: la tipo I, que suele afectar a niños, esto es por la pérdida de células que generan insulina a causa de una reacción autoinmune.

En tanto, la tipo II, se desarrolla por una resistencia o insensibilidad a la insulina, en la cual se pierde la capacidad de absorción de la glucosa que circula por la sangre, siendo uno de los orígenes, el sobrepeso.

La dependencia sugiere que se necesita una mayor cantidad de programas educativos en pacientes y consciencia social sobre sus secuelas. Entre 30 y 50% de los pacientes desconocen que tienen diabetes, lo que aumenta la prevalencia de complicaciones.

Según la Federación Mexicana de Diabetes, los centros urbanos viven cada vez más en un entorno de insuficiente movilidad física, y con hábitos de alimentación poco saludables.

La incidencia de la diabetes II aumenta en México y el mundo, al tiempo que cada vez más niños y jóvenes sobre todo con sobrepeso la padecen.

Puedes leer: Mexicano crea endulzante para diabéticos con índice glucémico de cero

Asimismo, en la actividad física, el sedentarismo ha penetrado en todos los grupos poblacionales, ya que, el 16 por ciento utiliza el tiempo libre para descansar, 15 por ciento se sienta a ver televisión y sólo 4 por ciento lo emplea en hacer deporte.

Anteceden a México en la lista de países que gastan más en salud por diabetes, Estados Unidos, Alemania, Japón, Francia, Canadá, Italia, Reino Unido, España y China.

Emergencia en México por diabetes y obesidad

La Secretaría de Salud federal emitió dos declaratoria de emergencia sanitaria por diabetes y obesidad, debido al grave problema de salud pública que representan estos padecimientos en México.

En conferencia de prensa, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la dependencia, Pablo Kuri Morales, resaltó que por primera vez en la historia del país se realiza una declaratoria de emergencia sanitaria por una enfermedad no infecciosa.

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, resaltó que en México se reportan siete millones de personas que padecen diabetes, pero solamente la cuarta parte tiene un control metabólico.

Con motivo de la declaratoria de emergencia epidemiológica se implementará una estrategia para reforzar las acciones para detectar y prevenir la diabetes y la obesidad en el primer nivel de atención, es decir, en las clínicas y unidades médicas del sector salud, apuntó el funcionario federal.

A estas acciones de la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, se sumarán el IMSS y el ISSSTE, así como las instituciones de salud pública de los estados del país, a fin de reducir el impacto de estas enfermedades entre la población.

¿Te gustó esta información? consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!