En el transcurso del 2016 la Ciudad de México ha emitido dos alertas ambientales debido a la concentración de ozono y de contaminantes en el aire del área metropolitana.

La primera aplicación de esta medida fue el 14 de marzo pasado, luego de 13 años de no ser implementada, estas alertas provocaron que se aplicaran programas como el doble Hoy No Circula.

Ambos episodios llamaron la atención de la comunidad médica y científica, que advirtieron de enfermedades respiratorias y de índole infecciosa en los habitantes de la nueva entidad, de las cuales ni en hospitales se podía escapar debido a la concentración de químicos y bacterias en el aire y en superficies.

Esta problemática no ses exclusiva de la Ciudad de México, es por eso que dos emprendedores en Hong Kong decidieron hacer un dispositivo con el Internet de las Cosas (IoT), que los ayudara a “respirar” de la mejor manera posible. Aunque fuera sólo en su casa y oficina.

Dustin Jefferson Onghanseng y Brian Lin participaron en un hackaton de 24 horas en Hong Kong con el fin de crear un dispositivo que los ayudara a enfrentar las enfermedades crónicas respiratorias que padecían, como la rinitis y el asma.

uHoo Indigogo
uHoo Indiegogo

El resultado de este hackaton fue uHoo, un detector de la calidad del aire para interiores que se conecta mediante una app al smartphone para dar un análisis de los componentes activos en el aire que se respira en determinado lugar.

uHoo es un pequeño aparato que realiza un seguimiento del aire y es capaz de detectar la temperatura, el polvo, la humedad, la presión del aire, el ozono, el dióxido de carbono y los compuestos orgánicos volátiles (COV), como bacterias, en una habitación.

Indiegogo
Indiegogo

La app es capaz de emitir alertas en tiempo real en el móvil y su efectividad es tal que ya tiene su primer campaña en la plataforma de crowdfunding Indiegogo para salir al mercado.

Para obtener la versión Premium de uHoo se pueden invertir 139 dólares en la campaña, cuyo precio está por debajo del costo promedio de este tipo de detectores ambientales.

La contingencia tomó por sorpresa a los capitalinos, que no sabíamos la cantidad de químicos y de bacterias que estábamos respirando, sin embargo, la tecnología nos puede ayudar a prevenir esto en nuestras casas.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre