pharm.ucsf.edu

Se trata de un dispositivo cuyo fin es mejorar la calidad de vida de personas que padecen alguna enfermedad renal en etapa terminal, quienes tienen la necesidad de conectarse a una máquina de hemodiálisis, pero, ¿cómo es que se logra? Te contamos los detalles.

Lee: Esta sonda podría detectar infecciones de pulmón en un minuto

La hemodiálisis es un método que sirve para eliminar los desechos que se acumulan en la sangre con el objetivo de controlar la presión arterial y mantener los niveles de vitaminas y minerales en el cuerpo. Se recurre a este proceso cuando los riñones ya no tienen la capacidad para hacerlo.

Lo que este proyecto busca es evitar tal método por medio de un riñón artificial que imita el trabajo de uno natural. El dispositivo evitará la necesidad de una supervisión médica constante y la gran cantidad de fármacos inmunosupresores y medicamentos a los que se someten los pacientes, esto de acuerdo con el sitio oficial del proyecto.

El dispositivo funciona gracias a dos procesos que trabajan en conjunto. El primero consiste en la hemofiltración, donde se crea un ultrafiltrado acuoso que contiene las toxinas disueltas como azúcares y sales. El segundo es un biorreactor de células del órgano, aquí se procesa el ultrafiltrado y envía dichas toxinas de nuevo a la sangre.

Por si no lo viste: Desarrollan aerosol para el tratamiento de cáncer de pulmón

Su tamaño es similar al de una taza de café y su colocación sería permanente. Se introduciría en el cuerpo del paciente por medio de una cirugía, algo muy parecido a la de untrasplante de riñón, esto bajo anestesia general.

El proyecto es desarrollado  por científicos, ingenieros y médicos de la University of California, San Francisco y la Vanderbilt University Medical Center.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre