Deshojando la ‘Flor de la abundancia’

¿Es una cadena de ayuda? ¿Un negocio? ¿Un fraude? Aquí te lo contamos.

Multiplicar el valor de tu dinero hasta ocho veces. Esa es la promesa de la llamada ‘Flor de la Abundancia’, un esquema piramidal que es cada vez más popular entre los mexicanos.

Actualmente, las opiniones al respecto son diversas: algunos aseguran que da resultado e incluso han participado dos o más veces; otros afirman que se trata de un fraude y que quienes se unen a la dinámica sólo pierden su dinero.

Yo me encontré con esta última situación. Entré a una ‘Flor’ de tres niveles —normalmente son cuatro— a finales de 2015. Hasta ahora, no he logrado llegar al centro y, mucho menos, he recibido mi ‘regalo’. Algunos de los otros ‘pétalos’ incluso han abandonado el grupo, el cual se estancó desde febrero pasado.

Si estás pensando en formar parte de esta actividad, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre el tema para tomar una decisión informada.

¿Cómo funciona?

“Cuando te invitan a una Flor de la Abundancia lo que va a pasar es que te van a decir que hay dos reglas esenciales”, explica un video del canal de YouTube Gente Abundante, “la primera es que tienes que dar, para poder ingresar, un regalo a una persona de cierta cantidad”.

La segunda es que los participantes “van a tener que meter a dos personas cada uno”, agrega el clip. Si quieres conocer el ciclo completo de una Flor de la Abundancia desde que se abre hasta que se completa, mira el siguiente video:

No todas las experiencias dentro de este esquema son malas. “A mí sí me funcionó”, aseguró en entrevista con Tec Review Web Verónica Arellano, quien formó parte de una de estas dinámicas. “El universo te quita y te da”, agregó, “empecé a recibir mis regalos y en ese momento utilicé el dinero para una situación que se presentó con mi familia”.

Entonces, ¿por qué organismos como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) exhortan a los mexicanos a evitar formar parte de la ‘Flor de la Abundancia’?

¿Cadena de ayuda o fraude?

En estos esquemas “siempre se busca estar invitando personas para ir formando una pirámide. Entre más gente participa más recursos son los que fluyen”, dijo al respecto Mario Alberto DiCostanzo, presidente de la Condusef, a Tec Review Web.

El problema llega “cuando falla uno, porque se rompe el ciclo”, agregó, “es una progresión geométrica que, en todos los casos, termina en fraude para quienes están más abajo”.

De acuerdo con DiCostanzo, se califica a este tipo de prácticas como “un fraude o un engaño” porque, para empezar, “quienes salen de la pirámide, la flor o el círculo, no se vuelven a responsabilizar de lo que pase con este”.

Además, “no existe un comprobante por parte de la persona que recibe el dinero”, explicó, “y, al contrario, muchas veces a las personas que van entrando sí las hacen asumir compromisos, que es la variante más grave que hemos encontrado en las nuevas formas de hacer estas pirámides”.

El presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros se refiere a quejas que ha recibido de personas que no cuentan con el dinero suficiente para entrar a la ‘Flor’ por lo que, para lograrlo, se comprometen a pagar ‘préstamos’ por parte de otros integrantes.

“El organizador te dice: ¿Cuánto tienes? ¿Tienes diez? Yo te presto el resto. Pero te ponen la condición de que cuando recibas el dinero deberás devolverles el doble o hasta el triple de lo que te prestaron”, afirmó, “nada más que cuando te prestan sí te hacen firmar pagarés, sí te hacen firmar compromisos, entonces no solamente no cobras, sino que terminas endeudado”.

Es importante tomar en cuenta que no se trata de entidades financieras y que son grupos no regulados por lo que, en caso de fraude, las autoridades no pueden intervenir, sin importar si las operaciones se realizaron en efectivo o vía depósitos bancarios.

“En este último caso, es complicado proceder porque, como es la persona libremente la que está depositando, tendría que haber todo un proceso judicial para seguir la cuenta a la cual se depositó”, consideró Mario Alberto DiCostanzo, “Para pedirle a un banco que la bloquee o que de datos, se necesitaría una orden judicial, porque finalmente existe el secreto bancario, que le aplica también a la Condusef”.

El licenciado destacó que el negocio es para las primeras personas que cobran algo y que la cantidad más grande que la Condusef ha identificado que se maneja en estos círculos supera los 27 mil pesos.

Flores estancadas

“Empecé a escuchar compañeros de trabajo que hablaban de la Flor y me interesó, te llama el dinero fácil”, comentó al respecto una participante de este esquema, quien prefirió omitir su nombre por cuestiones de seguridad, “yo les pedí que me metieran”.

“Al entrar lo platique con un amigo, quien me advirtió que fuera fraude o no, lo más probable era que en algún momento se estancaría y algunos podrían perder su dinero”, recordó en entrevista con Tec Review Web. Sin embargo, decidió continuar.

“Después de cerca de dos meses en los que la Flor no avanzó, porque la gente no estaba depositando, varios se salieron. Entonces tomé la decisión de dejar al grupo, aunque perdí mi dinero”, agregó la entrevistada.

Tanto ella como yo, nos encontramos con fuertes presiones dentro de la ‘Flor de la Abundancia’ —vía WhatsApp o telefónica— primero para depositar, después para invitar a dos personas. Llama la atención que algunos de los que empiezan estas cadenas participan varias veces.

“Quienes comienzan la Flor no tienen que dar dinero, sólo reciben, por lo que ellos no pierden”, consideró la entrevistada, “ahí es en donde está el negocio”.

Tejedoras de sueños

Ante la cantidad de información que se ha propagado en diversos medios de comunicación advirtiendo a los mexicanos sobre los riesgos de participar en esta actividad, la ‘Flor de la Abundancia’ ha adoptado nuevos nombres, como el ‘Telar de los Sueños’, la ‘Red de Mujeres’, el ‘Circulo de la Abundancia’ y ‘Mandala’, de acuerdo con la Condusef.

La dinámica es muy parecida sólo que, ahora, se han enfocado en integrar principalmente a mujeres. La idea es que, por ejemplo, las amas de casa tengan un ingreso propio o con qué poner su propio negocio, sin embargo, el riesgo es el mismo.

“Yo creo que tanto la Condusef como el resto de los actores del sector financiero, deberíamos profundizar en el tema de la educación financiera”, expresó Mario Alberto DiCostanzo, “en la medida en que falte esta información estas pirámides van a seguir”.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!