Día del Internet: ¿Qué sucede con el uso de la red en México?

Conoce los aciertos y desaciertos de nuestro país en materia de conectividad.

iStock

El 57.4% de los mexicanos de seis años o más son actualmente usuarios de internet. Así lo dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) con base en datos recabados durante el segundo trimestre de 2015 y en el marco del Día Mundial del Internet que se celebra este 17 de mayo.

Esta cifra resulta “toda una alerta para el país ya que, si más de la mitad de la población tiene acceso a todos los beneficios que representa esta herramienta para el desarrollo personal, se está dejando fuera de esas posibilidades al resto”. Así lo consideró en entrevista con Tec Review Web María Elena Meneses, profesora del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México y miembro del Sistema Nacional de Investigadores sobre el tema internet y procesos democráticos.

Te invitamos a conocer el panorama actual del uso de internet en nuestro país de la mano de esta experta.

México avanza pero no lo suficiente

“Me parece que la conectividad en países de ingreso medio como lo es México depende, en buena medida, de la voluntad de los Estados”, consideró Meneses, “afortunadamente, el país dio un paso muy importante con la aprobación de la Reforma en Telecomunicaciones de 2014, ya que considera el acceso a estas tecnologías como un derecho fundamental. Sin embargo, ahora, ¿qué sigue?”.

De acuerdo con la especialista, la respuesta a esta pregunta está en las políticas públicas.

Como ejemplo de ello mencionó el proyecto México Conectado. “Es un programa muy bien diseñado que pretende que se conecten 250 mil sitios públicos al término del sexenio, es decir, en 2018”, explicó, “su objetivo es dar cobertura a prácticamente todo el territorio nacional”.

Esta medida resulta de gran relevancia ante datos como los que el INEGI dio a conocer en su estudio Estadísticas a propósito del Día Mundial de Internet, el cual apunta a que sólo un 39.2% de los hogares del país cuentan con conexión.

“Sin embargo, es muy preocupante que en los dos últimos años, esta iniciativa ha sido objeto de recortes presupuestarios. Me parece que ese es un gravísimo error”, dijo la profesora, “hoy ya se tiene que equiparar el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación con las posibilidades de desarrollo”.

En ese sentido, María Elena Meneses consideró que “probablemente no se van a alcanzar las metas que la actual administración se fijó de tener conectada a cuando menos el 70% de la población para 2018”.

Otro caso es el de la red compartida. “Ésta pende de la red de fibra óptica nacional y va a rentar pequeños espacios para que brinden servicio de internet tanto al sector público como al privado”, describió la investigadora, “la reforma tiene muchos desaciertos pero también tiene grandes aciertos. Uno de ellos es la articulación de esta red”.

El problema está en que va muy atrasada, según comentó la entrevistada. “Debería de haber comenzado desde 2014 pero las bases de licitación se establecieron apenas en enero de este año. La operación comercial de la red compartida se va a dar hasta marzo de 2018”.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)
Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)

La brecha digital

En México, el acceso a esta tecnología es predominante entre los jóvenes. De acuerdo con el análisis realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 70.5% de los cibernautas mexicanos tienen menos de 35 años.

“Este es un fenómeno que devela muchas cosas”, dijo al respecto María Elena Meneses, “entre ellas, que en México hacen mucha falta proyectos de educación digital que vayan más allá de la escuela y que permitan que otras poblaciones marginadas, rurales, indígenas o de adultos mayores puedan apropiarse de la tecnología”.

“El Estado le ha dado prioridad a los proyectos de conectividad, y está bien, porque sin ella no tienes nada pero, simultáneamente, se debe de trabajar en proyectos de apropiación digital”.

Más educación = mejor y mayor manejo de internet

De acuerdo con el INEGI, el uso de internet en nuestro país está asociado al nivel de estudios: “a mayor grado de estudios, mayor uso de la red”. De la población que cuenta con un título universitario o de posgrado, nueve de cada diez ha incorporado el uso de esta tecnología en sus actividades habituales.

Lo que llama la atención de la experta respecto a estos datos es que “los programas de incorporación tecnológica que ha habido en el país verdaderamente no sean programas universales, es decir, para todos los sectores. Por ejemplo Micompu.mx, una iniciativa de la Secretaría de Educación Pública, aún es un programa piloto que nada más está en ciertas entidades del país”.

“No puedo creer que en 2016 no podamos tener un programa  agresivo”, agregó, “nuestros niños deben ya incorporar la tecnología como saber español o civismo, porque si no es así van a llegar a ser adultos muy rezagados y en una condición muy desfavorable”.

Confianza en las operaciones el línea

La siguiente gráfica, con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, muestra las principales actividades realizadas en internet durante 2015. Entre las más recurrentes se encuentran la obtención de información, la comunicación y el acceso a audiovisuales. Entre las menos populares están la interacción con el gobierno, la compra de productos y la realización de operaciones bancarias.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)
Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)

“Si comparas las 3 de arriba con las 3 de abajo, te puedes dar cuenta que el uso de internet para la productividad es todavía muy insuficiente en México”, comentó al respecto María Elena Meneses, “tenemos que subir esas cifras para que internet sea significativo para el desarrollo de los mexicanos”.

“Se trata sin duda de desconfianza por parte de los usuarios, lo que probablemente tiene origen en la falta de educación digital”, agregó.

Para poner esta idea en perspectiva, la profesora del Tec mencionó que “la interacción con el gobierno en línea se traduce en menos costos, tanto para el Estado como para el usuarios, quienes evitan trasladarse y faltar al trabajo, por ejemplo”.

Finalmente consideró que el internet “es el más importante instrumento para el desarrollo del siglo XXI. No tener acceso a él condena nuestras posibilidades de desarrollo como nación y también como personas”.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!