Dime cuánto dura tu bostezo y te diré el tamaño de tu cerebro

Esta acción está correlacionada a las diferencias neurológicas de cada especie: estudio.

Dime cuánto dura tu bostezo y te diré el tamaño de tu cerebro
Getty Images

Probablemente, después de leer lo siguiente, no podrás evitar bostezar. Esto se debe a que el movimiento involuntario que consiste en abrir la boca para respirar lenta y profundamente es uno de los comportamientos más contagiosos, además de universales. ¿Te has dado cuenta de que los animales también bostezan?

Hasta ahora, las causas de esta acción tan común no han sido completamente determinadas, aunque la mayoría de los investigadores considera que sirve para oxigenar el cuerpo y ‘refrescar’ el cerebro. Esto, cuando el movimiento no tiene origen en el bostezo de otro, replicado por las llamadas neuronas espejo.

Con el objetivo de acercarse a una respuesta concreta, un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Nueva York en Oneonta estudió los patrones de bostezo de 29 especies diferentes a través de videos que encontró en la red, principalmente en YouTube. A continuación te compartimos uno de ellos:

Tras ver todas estas imágenes de animales, que van desde gatos y perros hasta tortugas o serpientes, el equipo de especialistas llegó a una conclusión: los bostezos están correlacionados a las diferencias neurológicas subyacentes.

Esto quiere decir que, en las especies con un cerebro pequeño y un número menor de neuronas en la capa exterior cerebral, la corteza, esta acción involuntaria dura menos tiempo que en los seres con cerebros más grandes y mayor número de neuronas corticales. Así lo dieron a conocer los autores de este trabajo en el medio especializado Biology Letters.

¿Qué sucedió con los humanos? De acuerdo con la misma investigación el hombre, con cerca de 12,000 millones de estas células, tiene un bostezo promedio considerado como ‘largo’, el cual dura poco más de 6 segundos. En contraste, el mismo movimiento en un ratón tarda menos de 1.5 segundos en terminar.

Finalmente, el estudio sustenta la hipótesis de que el bostezo tiene un importante efecto fisiológico, el cual promueve la excitación cortical con el aumento de la circulación intracraneal y el enfriamiento del cerebro.

Si quieres consultar el paper completo da click aquí.  

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!