Dos claves para ser un emprendedor de éxito
iStock

Una cosa es tener una buena idea y otra, muy diferente, es ser un emprendedor. Sin duda, para convertirte en un verdadero startupero necesitas tener un proyecto de negocio innovador en mente, sin embargo, no todo aquel que es capaz de imaginar un nuevo producto o servicio logra llevarlo al éxito.

Si tú cuentas con la primera parte, ¡felicidades!, ya diste el primer paso. Ahora es momento de poner manos a la obra para empezar a construir tu propia empresa. En esta etapa, un experto de la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey quiere compartir dos consejos contigo.

Se trata de Luis Antonio Márquez Heine, profesor en Finanzas para el Emprendimiento, director de la Maestría en Administración de Negocios (MBA) en Innovación y Emprendimiento y director del Centro de Innovación y Emprendimiento de tal institución, quien consideró en entrevista con Tec Review que la resiliencia y la administración son clave al iniciar un emprendimiento.

Resiliencia

La resiliencia es la capacidad que tiene una persona o un grupo para adaptarse a situaciones adversas. Para el profesor Luis Antonio Márquez, esto significa, en un principio, no tener miedo de intentar crear tu propio negocio y, más adelante, no detenerte ante el fracaso.

Así, una vez que tengas una buena idea, el primer paso a dar es vencer tus temores. “Olvídate de lo que los demás puedan pensar, de cómo te puedan juzgar, de que piensen que no lo vas a lograr. Toma la decisión, porque puedes tener muchos proyectos innovadores en mente pero, si no haces nada al respecto, ahí se van a quedar”, dijo.

El experto añadió que, una vez que tomes la desición y tu startup empiece a trabajar, debes superar también el miedo al fracaso pero, ojo, esto no quiere decir que “a fuerza” debes fallar varias veces antes de alcanzar el éxito.

“La intención no es motivarte al fracaso, sino a probar y a probar. Uno nunca sabe: ¿Por qué Facebook prendió? ¿Google? ¿Apple? Tiene que ver con las circunstancias, y estas no se pueden predecir, por lo que la única ‘fórmula secreta’ es intentarlo una y otra vez”, detalló.

Para ilustrar esta idea, Márquez Heine puso un ejemplo: cuando el hombre quiso volar. “Se puso plumas, se hizo alas artificiales, lo intentó de decenas de maneras diferentes, se aventó, y ninguna resultó. Sin embargo, cada una de estas caídas lo acercó a entender que lo importante era el lifting, el cómo se elevaba, que era un tema hidráulico”, relató.

“Lo mismo sucede con el emprendedor, debe intentarlo y, si su negocio no funciona, debe pensar qué salió mal y encontrar alternativas para, entonces, volverlo intentar. Es un tema de acierto y error”, consideró el profesor de la EGADE.

Administración

La administración es crucial. Luis Antonio Márquez Heine recordó que ha visto casos de emprendedores que, al recibir capital, “pasan de estar con tarjetas de crédito hasta el tope a ponerse salarios de 250,000 pesos”. Esto se debe, detalló, a que a veces los startuperos no entienden la importancia de separar sus finanzas personales de las de su negocio.

“En mi opinión, cuando tu empresa empieza a generar dinero, tú te conviertes en un mayordomo de esa ganancia, es decir, tienes la responsabilidad de administrarlo en favor de tu startup y utilizarlo para seguir generando recursos”, comentó. “Lo más importante es que entiendas que no es tu dinero, es de la compañía, que son dos entes diferentes. Por eso se habla desde el derecho romano de una persona moral y una física”.

Para lograr esta desvinculación el experto recomendó, primero, definir metas para la empresa y las métricas que permitirán valorar si éstas han sido cumplidas o no. “Por ejemplo, queremos alcanzar ventas de tanto o poder ofrecer tal prestación a todos nuestros empleados”, dijo.

“Así, si cumples con todos estos objetivos y, además, haces una ganancia excepcional, perfecto, porque quiere decir que los intereses de la empresa y los del emprendedor están alineados”, agregó.

El segundo paso es poner “ciertos candados”, de acuerdo con Márquez Heine, como el gobierno corporativo.

“Muchos emprendedores se preguntan: ¿se puede tener un gobierno corporativo en una startup? Y la respuesta es: claro que sí. Puedes tener un mentor, un consejo no oficial, alguien que esté revisando tus finanzas y evitando que estas puedan llevar al fracaso de la compañía”, afirmó, al tiempo que destacó que siempre se debe mantener la transparencia.

Ahora que conoces dos de las claves que pueden llevar tu idea al éxito, ¿qué esperas? ¡Manos a la obra!.

Cinco factores que alejan a los emprendedores del éxito

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre