El eclipse que confirmó la teoría de la relatividad general de Einstein
NASA

El 29 de mayo de 1919 un eclipse total de Sol que pudo verse en África dio la razón a Albert Einstein respecto a su teoría de la relatividad general, la cual explica, con base en el razonamiento, deducciones y experimentación hipotética del propio científico alemán, los campos gravitatorios.

Ésta, que afirma que la curvatura del espacio-tiempo es una de las principales consecuencias del mismo, no había logrado ponerse a prueba hasta que el fenómeno natural se dio. ¿Cómo? Aquí te lo contamos.

El experimento

El eclipse que confirmó la teoría de la relatividad general de Einstein

Anuncio

Dos años antes de aquel eclipse solar, el astrónomo británico Frank Watson Dyson empezó a idear un experimento que pudiera demostrar la teoría de Einstein. Fue así que se percató de que, con base en la misma, cuando la luz viaja por el espacio tiempo y pasa por los campos gravitatorios producidos por algún objeto, se curva.

Es así que en la Tierra, durante un eclipse total de Sol, las estrellas deberían observarse ligeramente desplazadas en el cielo respecto a su posición correcta, ya que la masa del astro curvaría los rayos de luz procedentes de ellas.

A continuación, Watson Dyson se dedicó a medir las posiciones ‘reales’ de las estrellas, hasta el día en que el fenómeno se dio, cuando se dedicó a capturar imágenes de las mismas durante los seis minutos que duró el eclipse. Finalmente, al comparar los resultados de ambas observaciones, logró confirmar las predicciones de Albert Einstein.

El 6 de noviembre de 1919 se dieron a conocer las conclusiones de Frank Watson Dyson y, un día después, la cara del científico alemán ocupó la portada de la mayoría de los diarios del mundo que anunciaron que la teoría de la relatividad general fue demostrada.

Puede gustarte: Sigue en vivo cada detalle del gran eclipse de Sol