International Rivers

Fragmentación del bosque amazónico, colapso en la población de jaguares, monos, armadillos y tapires, son algunas de las consecuencias de la construcción de la represa hidroeléctrica Balbina, en Brasil, de acuerdo con un estudio publicado en julio por la revista PLoS ONE.

El análisis realizado por la Universidad de East Anglia, del Reino Unido, establece que, desde su construcción en 1986, la represa inundó un área equivalente a Luxemburgo y ha ocasionado, junto con la caza y la tala de árboles,  la extinción del 70% de especies de mamíferos, aves y tortugas.

El equipo del profesor Carlos Peres realizó un censo de 35 especies de vertebrados en 37 islas y tres sitios de control en una reserva biológica creada en 1990, donde no existe caza ni tala. Concluyeron que como resultado de la inundación de 3.129 kilómetros cuadrados en toda la región Balbina, se habían perdido 87.278 de las 124.110 poblaciones de vertebrados.

La coautora del estudio, Maíra Benchimol, dice: “Al construir una represa se inunda un área enorme. Cuando se pierde un hábitat, se pierde la mayor parte de las especies porque no se puede enfrentar este nuevo escenario”.

¿Cómo solucionarlo? El profesor Luke Gibson, de la Universidad de Hong Kong y ajeno al estudio publicado por PLoS ONE dice: “Los autores encontraron que se necesita un parche de bosque cerca de 5 kilómetros cuadrados de tamaño para mantener el 80 por ciento de las especies de vertebrados”

Brasil planea construir más represas hidroeléctricas en el Amazonas; mientras tanto, el profesor Peres descata la necesidad de más estudios que evalúen el impacto ambiental: “Lo que estamos tratando de hacer es aumentar el rigor y la capacidad de predicción de estos estudios antes de que estas represas puedan ser aprobadas. Estamos hablando de seleccionar el sitio para la presa muy, muy cuidadosamente”.

El reporte de la Universidad de East Anglia señala que una situación similar se presentó cerca de las represas de Tucuruí, también en Brasil, así como la venezolana Guri y la tailandesa Cheow Larn.

Foto International Rivers

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre